Dictaron sentencia por los crímenes del centro clandestino Pozo de Arana Por los secuestros y torturas de 7 personas, entre ellas el albañil Jorge Julio López, y los asesinatos de Francisco López Muntaner y otras 3 víctimas

Compartir este artículo

Etchecolatz recibió su novena condena perpetua mientras que Julio César Garachico continuará con el beneficio de la prisión domiciliaria para cumplir con su pena.

El Tribunal Oral Federal 1 de La Plata condenó este viernes a prisión perpetua al represor Miguel Etchecolatz, quien ya purga otras 8 perpetuas, y al expolicía Julio César Garachico por los secuestros y torturas de 7 personas en el excentro clandestino de Pozo Arana, entre ellas el albañil Jorge Julio López, y los asesinatos de 4 de esas víctimas, entre las cuales está Francisco López Muntaner, uno de los estudiantes secuestrados en el episodio conocido como La Noche de los Lápices.

«Se condena a Miguel Osvaldo Etchecolatz a la pena de prisión perpetua como coautor del homicidio calificado por alevosía, por el concurso premeditado de dos o más personas en perjuicio de Norberto Rodas y Alejandro Sánchez», expresó el presidente del Tribunal, Andrés Basso, al leer el veredicto.

Además, se condenó a prisión perpetua al expolicía Julio César Garachico, por el homicidio de Patricia Dell Orto, Ambrosio De Marco y Norberto Rodas, y la privación ilegítima de la libertad y aplicación de tormentos a Patricia Dell Orto, Ambrosio de Marco, Norberto Rodas, Alejandro Sánchez, Francisco López Muntaner, Guillermo Cano y Jorge Julio López.

El Tribunal rechazó el pedido para de revocarle la domiciliaria a Garachico lo que despertó gritos de repudio entre el público que por primera vez estuvo presente en la sala.

«Cárcel común, perpetua y efectiva» comenzaron a gritar los presentes, entre quienes estaba Rubén López, uno de los hijos del albañil Jorge Julio López, y Emilio López Muntaner, hermano del estudiante «Panchito» López Muntaner, secuestrado en el episodio conocido como La Noche de los Lápices, ambos víctimas en este juicio.

La proclama de inocencia

Antes del veredicto se les permitió a los dos imputados el derecho a hacer uso de unas últimas palabras. En el caso de Etchecolatz, el represor está internado en el sanatorio «Estrada» de Merlo debido a una serie de episodios febriles, mareos y vómitos, detalló una fuente judicial. Aún así, personal del TOF 1 se hizo presente en la clínica y procedió a tomarle esas últimas palabras.

«Etchecolatz dijo que es inocente, que él no hizo nada de lo que se acusa en este debate y que entiende que se ha violado el proceso de la Constitución Nacional», informó la secretaria del Tribunal Verónica Michelli, que tomó registro de esas palabras.

Por su parte, el expolicía Julio César Garachico, que cumple arresto domiciliario en su casa de Mar del Plata, también dijo ser inocente.

«De lo que se me imputa soy inocente y desconozco a las personas que están en el juicio. No conozco a esas personas. Se me acusa de algo que no tengo nada que ver», dijo Garachico.

«justicia, basura, vos sos la dictadura»

Los gritos del público le impidieron al presidente del Tribunal realizar la lectura del veredicto ante lo cual ordenó desalojar la sala para finalizar; mientras resonaba en los pasillos «justicia, basura, vos sos la dictadura; justicia, basura, vos sos la dictadura».

Entre las medidas reparatorias a las que accedió el TOF 1 se dispone la desafectación del predio de Arana para convertirlo en Sitio de Memoria, y se realización de excavaciones en la exestancia La Armonía, actuales terrenos del Regimiento 7.


Compartir este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *