Política Indígena: Las mujeres como verdaderas líderes del voto popular en Argentina Movimientos sociales, luchas, alternativas electorales, lo que se viene en el armado electoral 2023

Compartir este artículo

Desde la pelea del Pueblo Mapuche, hasta la resistencia de los Pueblos originarios del norte, todo está configurando una escena política muy distinta para el 2023. Las demandas populares hacia los espacios políticos no solo pasan por la Educación, el Trabajo, la Seguridad y la Salud, se han sumado necesidades básicas como alimentos, viviendas, agua potable, las insatisfacciones humanitarias que diezman a la población indígena en Argentina.

La represión en Mascardi, Bariloche, ha puesto en jaque al Gobierno Nacional al punto de hacer temblar Ministerios enteros, luego que la decisión judicial posterior a las detenciones arbitrarias de mujeres y niños en aquel lugar, terminara con el apresamiento y traslado de las víctimas desde la Patagonia a Buenos Aires, en un giro que echó por tierra, todas las premisas de DDHH sostenidas por años en el Gobierno nacional y popular. El único endeble, hasta ahora, es el Ministerio de Seguridad con Aníbal Fernández y su staff buscando el apoyo público de sectores indigenistas que trocaran por espacios en las listas oficiales, una declamación de apoyo que lave la cara de las decisiones tomadas por el Ejecutivo en Neuquén.

En el mientras tanto, las mujeres indígenas, exponen la razón y lucha de sus Pueblos sobre el escenario político, siendo las legítimas autoras de un cambio estructural pues gracias a ellas, como transmisoras de cultura, los idiomas originarios se han puesto en relieve en áreas que muestran el interés por el voto indígena en CABA, Provincia de Buenos Aires y en las provincias con mayor número de comunidades originarias. A esto se suma, la pelea que dan en territorio para que los Partidos políticos, lleven en sus nóminas del 2023, a candidatos y candidatas indígenas reemplazando así, cientos de años de invisibilización de las demandas, realidades y abandonos padecidos por miles de argentinos y argentinas, en ruralidad.

Las mujeres mapuches y wichís, a fuerza de resistir los duros embates del patriarcado interno y externo, se han puesto a la cabeza de los movilización y las protestas que hicieron públicas las enormes contradicciones del peronismo actual y dejaron, a su vez, muy en claro, la crueldad de la oligarquía en un resurgimiento del fascismo cruel y extranjerizante.

No es desacertado pensar que el calendario electoral, planteará desafíos profundos primero en las estructuras provinciales y nacionales identificadas con los Pueblos Originarios y luego en el seno de no pocas ingenierías partidarias. El Pueblo es uno solo, pero su prístina esencia se arraiga en el vínculo identitario de los y las indígenas.


Compartir este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.