MUNDIAL QATAR: UN VIRUS PONDRÍA A MARRUECOS FRENTE A ARGENTINA Alarma total: preocupación en Francia a 24 horas de la semifinal, con jugadores titulares afectados por cuadros gripales

Compartir este artículo

El DT Didier Deschamps, que pretendía repetir el equipo que venció a Inglaterra en los cuartos de final, esperará hasta último momento para definir la alineación frente a Marruecos

La primera señal de alarma se produjo este lunes: un par de jugadores del seleccionado de Francia, el campeón mundial, amanecieron con un cuadro gripal. Inmediatamente fueron desafectados de los entrenamientos, para no agravar su estado y también para evitar eventuales contagios.

Se trata de dos titulares: el defensor Dayot Upamecano, del Bayern Munich, uno de los mejores centrales del mundo, y del volante Adrien Rabiot, de Juventus.

En el caso del primero, los síntomas detectados por el cuerpo médico del plantel que conduce Didier Deschamps fueron dolor de garganta y dificultades para ingerir líquidos. Y Rabiot mostraba signos de resfrío. De todas maneras, realizaron tareas en uno de los gimnasios de la concentración. “Vamos a tener que tener mucho cuidado de no dejar que se acerquen demasiado al resto”.fuentes de la Federación Francesa de Fútbol (FFF).

La situación no mejoró demasiado este martes y se repitió la temática: excluidos de la sesión de práctica y trabajos diferenciados como para no perder el ritmo. Pero a la vez, quedaron en duda para el choque de este miércoles, por las semifinales, ante la revelación de Qatar 2022 Marruecos

El mayor temor del cuerpo técnico francés es que se genere un contagio masivo justo en la antesala de un duelo de esta trascendencia.

Por el momento, pese a que en algún momento hubo rumores al respecto, no hubo más afectados En caso de no poder estar en la semifinal, es probable que ambos sean sustituidos por jugadores de Liverpool: Ibrahima Konate jugaría por Upamecano, mientras que Youssef Fofana entraría por Rabiot, que disputó los cinco partidos hasta el momento, mientras que Upamecano descansó en la derrota ante Túnez cuando Francia ya se había asegurado la clasificación para octavos de final.
Se recuerda que Francia llegó con muchas bajas de peso para la defensa del título que ganó en Rusia 2018.

Fueron los casos de N’Goló Kanté, Paul Pogbá y nada menos que Karim Benzemá, el Balón de Oro y multicampeón con Real Madrid.

El poder de Marruecos

En medio de estas preocupaciones, Francia también tomó nota del poderío del rival africano, que viene de eliminar a España y a Portugal en las instancias previas a esta semifinal. Al punto de que el entrenador Deschamps ve chances repartidas. “Marruecos tiene tantas posibilidades de jugar la final como nosotros, el partido será 50 y 50 para cada uno. De todas maneras, el hecho de haber llegado a las semifinales ya es un buen Mundial para nosotros”, subrayó Deschamps, de 54 años.
Igualmente optimista pese a los inconvenientes por ausencias que tuvo y a este problema adicional de un eventual virus en la antesala de la semifinal, Deschamps se refirió en la conferencia

Y agregó: “No hay demasiados secretos, se necesitan muchas cosas para llegar a las instancias finales, como la calidad de los jugadores, un buen estado de ánimo y saber aguantar un poco en los partidos, en determinados momentos, para hacer que se inclinen de nuestro lado, pero lo más importante de todo es lo colectivo”, destacó el entrenador nacido en la ciudad de Bayona, al suroeste de Francia.
En cuanto al fervor de los hinchas marroquíes, algo que se notó no sólo en las tribunas, sino también en las calles de Doha antes y durante el Mundial, Deschamps señaló: “No me gusta la palabra hostil. Los marroquíes tienen un fervor popular muy importante, hacen mucho ruido. Será un cruce histórico con mucha pasión, estaremos preparados para lo que suceda en la cancha y también para el entorno que rodeará el partido”, vaticinó el entrenador


Compartir este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *