MATAN A UNA NENA EN UNA CARAVANA DE GERARDO ZAMORA EN SANTIAGO DEL ESTERO Una nena quedó atrapada debajo de un camión en el que se trasladaban dirigentes del Frente Cívico.

Compartir este artículo

El viejo modo de cerrar campañas políticas, el destrato a la gente, el votante, el folclore de te doy algo por tu voto. La tragedia de la desmesura.

Los políticos iban montados en un camión camino a la ciudad santiagueña de LA BANDA. Gerardo Zamora, su esposa, sus dirigentes, los punteros políticos, las enormes bolsas con remeras del marketing electoral. La ambición y la codicia, el poder de la permanencia. La locura circundante y la subestimación de los que están allá, a lo lejos, agitando banderas, las manos, el hambre, lo que fuere.

Gerardo Zamora, acompañó a los candidatos a intendente por el Frente Cívico, Norma Fuentes (Capital) y Llamil Abdala (La Banda), junto a militantes y agrupaciones.

IMÁGENES SENSIBLES SIN EDITAR

Centenares de automóviles que agitan las rutas y las calles, amontonados, con la estridencia de las bocinas, todo en la tarde es una desmesura. Así, ante unas miradas ocasionales, una motocicleta lleva como acompañante a una criatura de once años, quien iba con una persona adulta a la par del camión entre medio de la embriaguez del entusiasmo, en el momento que el cotillón de campaña expresaba las ambiciones del gobernante, del dirigente partidario. En una interrupción fatal, en medio de las remeras y otro pobre trofeo destinado para el pobre -sin agua, sin cloacas, sin vivienda, sin educación de calidad, sin salud pública, sin derecho al territorio y la vida digna- y la vida, en esa caída vertiginosa termina. Queda atrapada en las ruedas del camión que nunca llegó a su casa con alimentos, ni agua para los ranchos de la dura Santiago del Estero, empobrecida por esas caravanas forzadas e hipócritas.

https://www.nuevodiarioweb.com.ar/noticias/2022/08/03/353664-tragica-muerte-de-una-menor-en-la-interseccion-de-roca-y-pellegrini-de-la-capital

Nadie frena. Nadie ve a los nadies. Siguen, siguen llevándose a todo y todos por delante, imparables, indiferentes, inconmovibles.

Las imágenes ganan las redes sociales ante el estupor de otros alejados de la caravana política. No importa el emblema partidario, sí. Son iguales, son privilegiados, no son niños, porque los niños mueren por una remera de campaña electoral, porque en el norte argentino, ser niño es un breve instante, una luz que se apaga en la oscuridad del poder que aplasta, que niega y que jamás se detiene ante los pobres porque los fabrica y no los ve. Nadie.

IMÁGENES SENSIBLES – al conductor de la moto lo trasladaban de urgencia y lo tiraron de la camilla-

La Caravana del Triunfo, terminó como la gran derrota popular. Ante la tragedia de lo que vale la infancia para el negocio político, económico del poder en Argentina.


Compartir este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.