LA INDUSTRIA DEL VIDEO JUEGO PRODUCE 72 MILLONES DE DÓLARES ANUALES EN EL PAÍS TECNOLOGÍA Y TRABAJO CON BUENAS PERSPECTIVAS EN ARGENTINA

Compartir este artículo

Un relevamiento reciente detalla el volumen producido por la industria con alrededor de 1500 empleados de los que el 23% son mujeres, así lo dio a conocer el Observatorio de la Industria Argentina de Videojuegos de la UNRAF.

La industria de los videojuegos en el mundo viene creciendo y avanzando a pasos agigantados. Ya hace varios años que se estima que solo este sector factura anualmente más que el del cine y de la música combinados. En esta línea, la industria argentina de videojuegos se mantiene más vigente que nunca, con propuestas formativas y líneas de apoyo especializadas, un ecosistema que realiza diversos encuentros anuales, y nuevos estudios y emprendimientos que surgen periódicamente.

Luego de la pandemia, que revitalizó el uso de videojuegos como fuente de entretenimiento, la gamificación de contenidos no sólo se reduce al ocio, sino que atraviesa a otros sectores como los de la educación, la medicina o hasta las industrias duras. A través de los denominados serious games (juegos serios) que utilizan las dinámicas de los juegos como incentivo hacia el aprendizaje o para adoptar rutinas que beneficien al usuario, o con el uso de tecnologías como las de realidad virtual y aumentada, que facilitan labores cotidianas en líneas de producción o trabajos de ingeniería.

Si bien la Argentina, e incluso América Latina, representan una fracción pequeña del mercado global de videojuegos en contraste con gigantes como Estados Unidos y China, en nuestro país se identificó el gran valor de esta industria del conocimiento generadora de divisas con la aparición de nuevas líneas de apoyo y financiamiento. Además, también se incrementan las propuestas formativas relacionadas a la industria de videojuegos, desde cursos cortos especializados hasta carreras completas. Por ejemplo, la Universidad Nacional de Rafaela (UNRaf), ya por el año 2017, abrió la primera Licenciatura en Desarrollo de Videojuegos y Entretenimiento Digital en el país, carrera que ya cuenta con sus primeros egresados.

A su vez, la UNRaf también cuenta con el Observatorio de la Industria Argentina de Videojuegos. Desde allí, y en alianza estratégica con la Asociación de Desarrolladores de Videjuegos de Argentina (ADVA), se lleva adelante un relevamiento anual de la industria local de desarrollo de videojuegos, desde el 2018, para medir de manera sostenida diversos indicadores de interés, tales como tamaño de los estudios, tipo de juegos desarrollados, roles de los empleados, cuestiones de género, exportaciones, tecnologías utilizadas, entre otros.

Datos 2022
El último relevamiento, realizado en 2022, arroja un tamaño de la industria estimado de 72 millones de dólares y alrededor de 1.500 empleados, de los cuales el 23% son mujeres. En promedio, el principal mercado de destino es Estados Unidos y Canadá, y los tipos de juegos desarrollados más populares son los casuales, de aventura y de acción. En cuanto a la distribución mipyme del público relevado, el 54% son empresas micro, es decir, pequeños estudios o emprendimientos con menos de siete empleados.

La industria de videojuegos presenta características diferenciales en comparación a otros sectores. Además de las tecnologías y los roles profesionales mencionados anteriormente, aquí encontramos nuevos mercados, tales como los eSports (juegos electrónicos) que convocan estadios enteros y cientos de miles de espectadores en competencias internacionales, o el metaverso, espacio de encuentro virtual que la empresa Meta (ex Facebook) promete que va a ser el futuro de las interacciones sociales, tanto de entretenimiento, como laborales. Además, la cadena de valor en la producción de videojuegos incluye componentes de interés, tales como la fusión entre software y hardware que define su desarrollo, y los publishers, jugadores claves en la recta final de desarrollo y distribución del videojuego.

LOS PERFILES QUE BUSCAN EN EL SECTOR VIDEOJUEGOS

La complejidad del desarrollo de un videojuego se asemeja a la de una producción audiovisual, pero incluye un fuerte componente de software, y esta complejidad se traslada a la diversidad en los tipos de recursos humanos requeridos. En este sentido, podríamos hablar de tres grandes grupos; primero, se requieren perfiles creativos, tales como roles de diseño visual y de narrativa, artistas, modeladores, expertos en audio y voces. Segundo, es necesario contar con desarrolladores, es decir, perfiles con conocimiento en programación, pero también capacidad de llevar controles de calidad, tanto en código como en jugabilidad del juego. Por último, necesitamos también perfiles orientados a los negocios, tanto para la organización general del desarrollo, como roles de marketing enfocados en la segmentación del mercado y la colocación del producto.
El Observatorio, en vísperas de sus cinco años de funcionamiento, además del relevamiento anual de la industria, realizó un informe especial que propone seguir comprendiendo y acompañando el desarrollo de un sector cada vez más relevante. Este informe propone la contextualización del sector, la caracterización de los distintos perfiles de recursos humanos de la industria, el resumen de tendencias, y la identificación de su cadena de valor. Tanto el resultado del relevamiento anual como el informe especial pueden encontrarse en: https://observatoriovj.unraf.edu.ar/


Compartir este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.