JUJUY YA NO ES PROVINCIA ARGENTINA UNA JUSTICIA QUE NO SE AJUSTA A LAS LEYES DEL PAÍS, UN PROCEDER ELECTORAL QUE NO SE ATIENE A LAS PROVINCIAS.

Compartir este artículo

La provincia norteña que se independizó de Argentina, que una vez más demuestra con pruebas contundentes, que es un territorio dominado por un poder político, avalado por el voto de las mayorías de la población.

La ex provincia argentina ya no forma parte del país, a pesar de que la UNIÓN CÍVICA RADICAL todavía existe recalcitrantemente en Juntos por el Cambio, arco político en absoluta minoría a nivel nacional.

En esta ocasión no hará falta detalles ni descripciones de los delitos o los hechos y acontecimientos que suceden, en lo que alguna vez fue la cuna de las luchas por los derechos de los pueblos, porque las evidencias y fundamentos que prueban está nota son contundentes.

Gerardo Morales, jujeño por casualidad y actual gobernador del territorio que se desprende del estado Republicano, Democrático y Federal de Argentina, dispuso el comienzo de su primer grito de independencia política de argentina y en complicidad de socios, amigos, buenos y ajenos, instalando a Federico Otaola, ex diputado provincial de la UCR en Jujuy en 1983 y ex candidato a vicegobernador en 2011 además de Juez del Superior Tribunal de Jujuy, como máximo responsable de Controlar los comicios legislativos del 27 de junio.

Otaola tiene una larga trayectoria como militante de la UCR y será quien ordene y controle las próximas elecciones. Las pruebas de la aplicación de un Estado independiente son interminables y variadas, desobedecen toda legislación Argentina y sobrellevan un poder político en complicidad con las fuerzas políticas, judiciales, cívicas, con legislación y reglamentos propios.

Todas las medidas de control que aseguren el éxito de las elecciones para Gerardo Morales fueron tomadas con lujo de detalles, no quedó nada sin el control del plan estratégico de direccionar el voto al éxito de UCR y sus aliados, para sostener la independencia.

Un territorio desbordado de expertos opinólogos e interpretes opositores de cualquier pensamiento democrático, que inundan de contenidos las redes, prensa, promoción y publicidad a favor de instalar normalidad, en una población que se rindió ante la aplastante manera de gobernar, con una minoría que acepto las nuevas generales de la ley jujeña.

Jujuy tierra de pueblos originarios gobernada por descendientes extranjeros, lograron su independencia política ante la vista de millones de argentinos, que no reaccionan ante el asombro en un extraño silencio cómplice de muchos, un grupo muy pequeño de jujeños se encuentran resistiendo con la esperanza de no caer en peligro de extinción, ante un plan de ultra derecha que esta en continuidad con la provincia de Mendoza y Córdoba.

Ampliaremos.


Compartir este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *