Gerardo Morales ordenó balas, palos, represión y cárcel a Pueblos Originarios CASPALÁ: LA COMUNIDAD COLLA CASTIGADA EN JUJUY

Compartir este artículo

Otra vez Gerardo Morales y sus aliados, muestran la verdadera cara de Jujuy, un pueblo tomado en expuestas y públicas maniobras radicales logradas por el gobierno local y permiten volver hacer de las suyas.

Así el modo de vida, pensamiento y valor de la política de la UCR es el de tomar por la fuerza y el engaño, lo que no logra por razón.

Necesitado de publicidad o promoción que muestre su perfil de candidato a presidente argentino, no tuvo mejor idea que volver a las andanzas que fueron su base de conquista en otros tiempos para un electorado sorprendido en su buena fe. Volvió Gerardo para provocar prensa y tratar de levantar la caída estrepitosa de su imagen con las mismas estrategias publicitarias que esta vez, lo condenan.

Ahora, los originarios vecinos y vecinas de Caspalá,  fueron reprimidos por la Policía de Jujuy, fuerza que usó gases lacrimógenos y balas de goma para perseguir a hombres, mujeres y niños. Incluso, hubo lesionados y detenidos. En respuesta, los manifestantes cortaron la ruta provincial 73 en el acceso al pueblo.

Carolina Moisés, quedó apuntada en el medio de los tironeos de la política del norte, como el sector que impulsa un enfrentamiento entre posiciones diferentes, en relación a la utilización de un predio deportivo y la corriente colonizadora radical de usar estos predios para construir escuelas.
La policía jujeña, muy conocida en Argentina por su falta de capacitación e idoneidad a la hora de aplicar el cumplimiento de órdenes radicales, nuevamente irrumpió en el pacífico pueblo norteño y detuvo, golpeó y reprimió con violencia hacia todo lo que pudo.

Algunos detenidos que no tenían lugar en la comisaría del pueblo por lo pequeño, fueron trasladados a la Comisaría de Humahuaca. El abogado Lucio Plaza, asesor de la vocal municipal Rosa Apaza (opositora al oficialismo local) militante del espacio de la diputada nacional Carolina Moisés, esperaba su liberación por las últimas horas de ayer, el único fiscal Indígena del país Fernando Alancay, dió la orden de liberación de los detenidos» y aclaró que solo habían sido demorados.

Por otro lado, 14 personas con heridas de balas de goma y otras huellas de la represión, fueron atendidas en la sala de Salud del pueblo que no cuenta con ambulancias o atención especializada.
La Comunidad del Pueblo Colla de Caspalá, están resistiendo una decisión del comisionado municipal, Natividad Apaza y el gobierno provincial de Gerardo Morales, que pretende construir una escuela secundaria en un espacio verde de uso común deportivo en contra de la decisión del pueblo que resiste la invasión de los radicales.

Todos conocen que Gerardo Morales no tiene absolutamente nada de pueblos originarios y su flamante ministra de Pueblos Indígenas Natalia Sarapura es muy conocida como la empleada de la gran defensora y protectora de los derechos de pueblos originarios de Jujuy, Nimia Apaza, de dónde Sarapura consiguió la información para hacer una falsa carrera política.

Las historias de Jujuy son comunes en el norte, pero solo basta llegar unas noches a los cerros de colores y las verdades de un pueblo tomado por unos cuantos, salen a relucir increíblemente.

La noticia hoy es Caspalá, y los vecinos afirman que esa decisión se tomó sin realizar la consulta previa, libre e informada, que prevén las normativa, y que tampoco medió diálogo en un lugar donde tierra sobra para construir muchas escuelas.

La comunidad trabaja desde hace años en la construcción y mantenimiento de una cancha de fútbol que se eliminaría si se construye la escuela en ese lugar.

Los vecinos de Caspalá, informaron que la conocida empresa amiga del gobierno radical, encargada de la construcción de la escuela, llegó al pueblo ayer cerca del mediodía con el propósito de armar el obrador para iniciar los trabajos de construcción, lo que provocó que el Pueblo saliera a reclamar su derecho de consulta.

Consecuentemente, Gerardo Morales ordenó un operativo policial con traslado de personal de Infantería -Robocop Rambo y el ejército de los Estados Unidos-  para disciplinar a los insurrectos, en un pueblito que hasta hace unos días, fue electo mundialmente en un concurso de belleza turística, como el lugar más pintoresco de Argentina, para visitar.

“El comisionado Apaza que responde a la familia Haquim, aliados de UCR (Familias turcas, árabes o sirios que se adueñaron de Jujuy en los últimos 100 años) no quiere escuchar a la gente, ni tampoco hizo una propuesta, dijeron los pobladores, él hace o deshace y su gente, los vocales, que son todos familiares directos, van contra la comunidad. Estamos cansados y la cancha es de mucho valor para nosotros, y más para los jóvenes. Lo primordial es contener. La represión fue ordenada por Morales y Apaza”.

La cancha en cuestión, a 3070 msnm.

«La gente no está en contra» de esa obra, al contrario, necesitan de una escuela. «Le pedimos que tome conciencia, comisionado, el Pueblo le está dando una respuesta, defendiendo su espacio de recreación deportiva» dijeron los vecinos.


Compartir este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.