LA CORTE NO ACORDÓ AL PEDIDO DE LOS 3 JUECES MACRISTAS SIN DEFINICIONES EN LA SITUACIÓN LEGAL DE BRUGLIA, BERTUZZI Y CASTELLI

Compartir este artículo

Los ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación no llegaron a un acuerdo que defina la situación legal de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, desplazados por el gobierno.

Mediante un encuentro virtual por Zoom, los miembros del Alto Tribunal conversar sobre la decisión mayoritaria entorno al pedido de  los tres magistrados.La videoconferencia comenzó minutos después de la 11 y participaron del debate todos los ministros.

Carlos Rosenkrantz, Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti decidieron continuar analizando los reclamos de los jueces federales ante la decisión de los estamentos intervinientes en este asunto.

Cabe recordar que la Corte Suprema, admitió el recurso de per saltum  interpuesto por Bruglia, Bertuzzi y Castelli.

Mientras que el oficialismo dio su apoyo a la decisión del Senado para dejar sin efecto el nombramiento de estos tres magistrados que responden al macrismo que los favoreció.

Leopoldo Moreau, como banca del FdT no dudó en declarar públicamente la necesidad de renovar la composición de la Corte, comenzando por un alfil de Juntos x el Cambio como lo es Carlos Rosenkrantz por quien pidió que sea sometido a un juicio político, toda vez que sus votos en el alto tribunal, responde siempre a determinados intereses políticos y económicos contrarios a los que propenden al bienestar del pueblo.

Los magistrados Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli llegaron al máximo tribunal luego de que la primera instancia del fuero en lo Contencioso Administrativo Federal rechazara la acción de amparo iniciada por los jueces para evitar que se anularan sus traslados.

El martes pasado la Corte Suprema de Justicia de la Nación tomó la decisión política al aceptar el recurso extraordinario por salto de instancia -per saltum- interpuesto por los jueces que investigaron a Cristina Kirchner desplazados por el gobierno.

En esa oportunidad, en el voto unificado de Lorenzetti, Highton, Maqueda y Rosatti, consideraron que se produjeron acontecimientos “que implican pasos concretos destinados a obtener la inmediata ejecución de las medidas impugnadas, con el riesgo cierto de tornar ilusorio el derecho cuya tutela procuran los actores, privándolos de un acceso efectivo a justicia.” Y remarcaron que “es preciso reconocer que el planteo constitucional ventilado en estas actuaciones excede el mero interés de las partes en el presente proceso y atañe al de la comunidad, desde que está en juego la interpretación constitucional de los traslados de los jueces federales.”

En esa resolución, en razón de la urgencia del tema, abreviaron el plazo de 5 días que establece el Código Procesal Civil y Comercial de la Nación para correrle traslado a la parte demandada y darle vista a la Procuración General de la Nación. El término se acortó a 48 horas con habilitación de días y horas a fin de imprimirle celeridad al trámite.

Es así que a partir de la respuesta del Consejo de la Magistratura y del dictamen del Procurador interino Eduardo Casal que el máximo tribunal quedó en condiciones de ponerle fin a la controversia.

Así las cosas, Carlos Rosenkrantz envió a los medios macristas, una réplica por escrito a la iniciativa de la intención de un juicio político en su contra: “Hace tiempo soy blanco de una persistente campaña de desprestigio en distintas publicaciones y por parte de distintas personalidades. Me atribuyen falsamente inconductas, irregularidades y delitos de distinta naturaleza”, afirmó el magistrado.

Pero sus pares no se sumaron a la defensa esgrimida por Rosenkrantz. Frente a lo sucedido, el pleno de la Corte seguirá su análisis sobre el destino de los tres jueces cambiemitas.


Compartir este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *