RECOLETA INTENTA APAGAR CON AGUA EL FUEGO DE LA MILITANCIA PERONISTA Las vallas policiales fijadas por orden de Rodríguez Larreta y un fuerte cerco de la infantería policial de ese municipio buscar impedir el avance de las columnas autoconvocadas en las inmediaciones del departamento donde reside la vicepresidenta de la Nación.

Compartir este artículo

Desde que se conoció el pedido de sentencia del fiscal Diego Luciani, como representante del Ministerio Público Fiscal por la causa vialidad en Santa Cruz, por la que sindican a la lider política, Cristina Fernández de Kirchner, como «jefa de una banda delictiva», militantes peronistas custodian la residencia de la Vicepresidenta de la Nación.

Hoy las marchas exigiendo al Poder Judicial que termine con el proceso en contra de Cristina, confluirán en el barrio porteño de Recoleta y tendrán réplicas en las provincias, con el mismo objetivo en lo que el movimiento popular interpreta como una persecución aviesa que busca proscribir al kirchnerismo de las próximas elecciones nacionales.

Por esto, la convocatoria que primeramente el peronismo de Buenos Aires había fijado para un acto en Parque LEZAMA, fue suspendida para acompañar en una Recoleta vallada para impedir que continúen las autoconvocatorias de miles de jóvenes militantes que apoyan a la ex mandataria nacional.


Compartir este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.