«QUE NOS DEVUELVAN LOS QUE NOS HAN ROBADO» Reclamo Indígena al Gobierno de Salta EL NORTE PROVINCIAL ENFRENTA LA VIOLENCIA INSTITUCIONAL DE LA POLICÍA Y LA JUSTICIA SOBRE LOS POBRES

Compartir este artículo

El Cacique Lucio Torres de las comunidades del Pilcomayo, en una conversación con el reportero del norte, Pedro Ramón Caro, comenta la situación de violencia institucional contra los indígenas.

«A la Justicia ya no le creo… si no está para defendernos, actuaremos» dice Torres. Para comunicarse con el cacique y poder realizar este informe, Pedro Caro, debió reclamar el acceso que le fue negado a las instalaciones de Ciudad Judicial, pues como prensa, pretendieron evitar que obtuviera el testimonio de los integrantes de la Unión Autónoma de Comunidades del Pilcomayo.

Lucio Torres, el cacique de la comunidad en el Pilcomayo narra a IP cómo están pasando estos días, unos cuantos alojados en instalaciones de la RADIO LA VOZ INDÍGENA, en tanto que otros, entre quienes se cuentan mujeres e infancias, duermen y permanecen a la intemperie, esperando que les sean dados los alimentos que se enviaron como donaciones desde la provincia de Santa Fe a las comunidades del Chaco Salteño.

VIOLENCIA INSTITUCIONAL EN EL NORTE DE SALTA

La injerencia del gobierno oligarca en los municipios, por afinidad política o por intervención de los mismos, ha derivado en un caos que retrasa a esta sección del país en materia de derechos, de modo considerable.

El reportero a IP envió la crónica de los actos violentos que se ejercen sobre dirigentes indígenas o no, por parte de la Policía bajo mando de los Intendentes. La represión, persecución e inteligencia, sobre cualquier actividad de prensa o política que no se alinee con la derecha, motiva fuertes reacciones por parte del oficialismo, con ese aprovechamiento de un sistema judicial hecho para proteger privilegios y no para defender derechos, menos los humanos.

Tal como sucedió con Sambonini, un vecino joven de Aguaray golpeado por la Policía.


Compartir este artículo

Un comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *