PIETRAGALLA ABANDONÓ LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS NIÑAS WICHÍS VIOLADAS Y ASESINADAS EN SALTA Los y las Wichís de Salta, sin derechos como ciudadanos y ciudadanas de Argentina.-

Compartir este artículo

El activo secretario de Derechos Humanos de la Nación, mantiene una agenda extremadamente extensa, que da prioridades a sus gestiones y actividades diariamente de modo incansable.

Todo tipo de gestión en la lucha por proteger los derechos humanos de los cientos de casos y problemáticas en las que se infrigen a cada minuto los derechos más importantes de una persona y en virtud de la Legislación Nacional e Internacional que protege expresamente los mismos, el conocido Horacio Pietragalla, mantiene rigurosamente un orden de prioridades sobre cada caso.

De este modo pudo constatarse que durante los años de su gestión,  en la agenda de Derechos Humanos, no se encuentran como prioridad la situación que padecen las niñas y mujeres de Pueblos Indígenas que sufrieron violaciones, o fueron víctimas de femicidios que no cesan, como sucede con la trata y las múltiples vejaciones, humillantes y el abandono real de niñas y mujeres que no hablan español como idioma principal.

Las denuncias infructuosas de todos los sectores, con pruebas y fundamentos de terror, fueron expuestas en juzgados Federales, provinciales y comunicados al propio secretario, amigo personal de Milagro Sala, quien padece de igual manera persecuciones judiciales que lesionan sus derechos humanos significativamente.

Los casos de violencia extrema y violación de derechos humanos en Argentina, son los que sufren cotidianamente las niñas indígenas, al punto de que terminan asesinadas o sumergidas en el alcohol, la droga, prostitución infantil, trata y abandono.

Son de público conocimiento los casos de femicidios y niñas abusadas sexualmente que nos llevaría un editorial de cientos de páginas, lo cierto es que los casos duermen en expedientes en los distintos juzgados de tribunales ordinarios o federales de Salta.

Investigan posibles abusos sexuales a menores de edad de comunidades wichí

En el caso nacional, la justicia federal, no recibió ninguna visita, ni reunión por la situación reinante de parte de Secretario de Derechos Humanos, mínimamente para informar la preocupación o colocarse a disposición y conocer los estados de gestión de cada una de las causas.

Marisa Graham, Defensora de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Nación monitorea algunos casos, desde sus facultades dentro del Poder Judicial nacional, además que  estuvo in situ, en territorios como Santa Victoria Este, Salta, logrando constatar el estado de vida y trato que existe para las infantes.

Pietragalla y su agenda de visitas programadas y mediatizadas, no conoce por sus propias facultades que la provincia de Salta, aparte de lo expuesto, existen más de 30 niñas de entre 11 a 14 años con avanzados estados de gestación, producto de los abusos y abandonos.

Alto La Sierra: Detienen e imputan a un hombre de 23 años por el abuso sexual de una menor de la comunidad wichi

 

Esta información es tan precisa que causa mayor horror al conocer que en la provincia de Salta, el propio Ministerio de Salud de la provincia norteña, ya no oculta la estadística y actualidad de los casos. Por el contrario, reconoce que se encuentran en tratamiento las infantes embarazadas de otro niño y en muchos casos, producto de abusos de mayores que no son indígenas.

 

Imputan a dos gendarmes por intentar secuestrar y lesionar a una joven wichí

 

Las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación, no quisieron inmiscuirse por una cuestión de autonomías, simplemente colaboran por via oficial con el Ministerio de Salud de Salta, a sabiendas que la Salud de los niños no supera la actualidad y se perfila a ser otra catástrofe en estas épocas que  las inundaciones hace estragos.

Mientras las niñas asesinadas y abusadas, siguen siendo números para Todos, Gustavo Sáenz gobernador de Salta , en mero y frontal apoyo al senador Mashur Lapad , tomó la decisión de No proteger a los ciudadanos Wichís, como Ejecutivo provincial, ante la justicia, dado que no se presentó a requerir información o como Querellante, en la causa que sacudió la provincia y que involucra una vez más, al Presidente de Senado local, Mashur Lapad.

El Caso de la niña alcoholizada violada y tirada en el patio de la Escuela de Bajo Grande de Santa Victoria Este, cuya directora es la esposa del chófer y mano derecha de Mashur Lapad , caso que fue totalmente invisibilizado. Los maestros amedrentados con el agravante que el dueño del lugar de venta de alcohol es aportante del espacio político del turco regente.

Los derechos humanos de los Wichis parecen no existir y su máximo representante abandonó a los indígenas a su suerte.


Compartir este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *