Llamamiento contra el #TerrorismoAlimenticio Ingresá y enterate lo que dice el texto

Compartir este artículo
more

El partido Patria y Pueblo incita a responder a la actitud de empresas propiedad de personajes tristemente ilustres por su actuación contra la soberanía alimenticia.

LLAMAMIENTO DEL PARTIDO PATRIA Y PUEBLO

LAS PATRONALES MACRISTAS SE HAN LANZADO AL TERRORISMO ALIMENTICIO

Respondamos a esta provocación con todo el poder del Estado y del pueblo Un llamamiento del Partido Patria y Pueblo Los resultados de las PASO envalentonaron a ese alto empresariado corruptor, despatriado, fugador y contrabandista que encontró en Mauricio Macri su Menem de ojos celestes.

Entre ellos, los Pagani, Pérez Companc o Blaquier se ilusionan con mantener y agrandar sus privilegios a través del cínico Rodríguez Larreta. En pos de ese objetivo, y no por otro motivo, Arcor, Molinos, y Ledesma se han alzado extorsivamente contra la decisión del gobierno nacional de congelar temporalmente precios de bienes esenciales.

La voz de la revuelta de las grandes patronales del cartelizado sector alimenticio fue el antiobrero rosquero macrista Daniel Funes de Rioja, que además preside la UIA. Se alzaron contra contra el régimen temporario de congelamiento de precios determinado en la resolución 1050 de la Secretaría de Comercio de la Nación. La norma es de corto alcance: vence el 7 de enero de 2022 y no abarca más que 1400 productos.

Pero aquí hay un intento de oponer la violencia de la riqueza a la norma legal, de imponerle al Estado una inaceptable ley del gallinero. Esas patronales, expresa y abiertamente, pretenden dejar a la población sin los insumos que sus fábricas producen. Militan el desabastecimiento hora a hora desde sus múltiples canales y mercenarios mediáticos. Hasta se plegó Natalio Mario Grinman, el poco afecto al escrutinio público presidente de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios, irrepresentativa del mercado interno, pero oligárquica, portuaria e imperialista.

Prácticas similares, recordemos, hicieron que el Dr. Alfonsín entregara a Menem el poder de forma anticipada, y crearon un doloroso caos en el país que golpeó más que nada a los más humildes. La conmoción fue tan grande que le permitió a Menem perpetrar la traición a la Patria que ya tenía acordada con los entonces conocidos como “capitanes de la industria”, y que dio nacimiento a la Argentina impotente y desigual que estalló en 2001 y Macri vino a restablecer.

Los grandes empresarios beneficiarios del macrismo se han erigido en banda destituyente, armada con su artillería de listas de precios. Los continuos aumentos que pretenden imponer demuelen más aún los salarios que el macrismo y el Coronavirus, y procuran enfrentar al Frente de Todos con sus votantes de 2015. Ahora que gracias al Frente de Todos se moderan los efectos del Covid (en la que esas patronales le devoraron 10 puntos más de ingreso nacional a los asalariados) intentan impedir que el gobierno argentino desarrolle su programa de reparación y cumpla su contrato electoral. Luchan para que no redistribuya ingresos y no retome el sendero de industrialización soberana que habíamos venido siguiendo desde 2003 hasta 2015.

Urge que el gobierno ponga fin al alzamiento, por todas los medidas legales pertinentes y, si se mantiene la rebeldía, con la movilización popular. El momento exige un FdT que se muestre monolítico.

Corresponde aplicar y respaldar, en su conjunto, todas las medidas que tome contra los rebeldes la Secretaría de Comercio. Es fundamental estar con Roberto Feletti hasta el punto que sus resoluciones valgan tanto como una resolución ministerial. Las intervenciones recientes del Ministro de Economía Martín Guzmán, que tanto han irritado al agente del imperio Carlos Melconián, marcan el rumbo.

De persistir la rebelión de la patronal terrorista, será momento de defender el abastecimiento del pueblo argentino e intervenir las empresas en colaboración con los sindicatos. Y si la resistencia se agrava, las empresas que cierren para no cumplir con las normas del gobierno nacional deben ser declaradas de interés público y estratégico,* y se las debe expropiar.*

Pero al mismo tiempo, el pequeño y mediano comerciante tiene que ser protegido. Es fundamental darle la certeza a los almaceneros y pequeños supermercados barriales de que el control se ejercerá contra sus proveedores, y convocarlos a denunciar las alzas de precios que se les pretenda imponer. Son parte fundamental del pueblo argentino, y es momento de golpear todos juntos a la minoría macrista dispuesta a todo.

Es ejemplar la iniciativa de Axel Kicillof, de sumar a los intendentes del AMBA a la fiscalización. Se la debe hacer general. Que todos los dirigentes del FdT y sus aliados en ejercicio de funciones de Estado, en todos los distritos del país, se integren a esta campaña. Si la rebeldía del empresariado macrista no cede, el pueblo argentino tiene que acordar con el gobierno nacional y popular, a través de los partidos del FdT y en especial de las organizaciones representativas del movimiento obrero y de los movimientos sociales, la respuesta en las calles.

Necesitamos que el movimiento obrero entero, en todas sus centrales, así como las organizaciones sociales, estén a la altura de la confrontación. Y en general, llamamos al pueblo argentino a una vigilia permanente ante cualquier situación de desabastecimiento, especialmente en distritos dominados por opositores que sabotean la movilización nacional contra los rebeldes (como ya lo han hecho verbalmente Larreta, Grindetti, Valenzuela, etc.)

A las autoridades locales destituyentes nada las disuadirá mejor de ejecutar su maniobra antiargentina y antidemocrática que el alerta de las organizaciones populares. La cuestión revela otra vez la importancia de poner todas nuestras fuerzas en revertir el resultado de las PASO para reformar cuanto antes el Poder Judicial. El macrismo pretenderá obturar todas las medidas del congelamiento por vía judicial. Su objetivo final es rendir por desabastecimiento, a través de un asedio leguleyo consentido por jueces y fiscales reaccionarios, a las mayorías populares. Quieren que terminemos votando a nuestros verdugos.

Sus abogados saben bien dónde están los jueces y fiscales dispuestos a arruinarle la vida al pueblo argentino por medio de una simple medida cautelar. Esos magistrados reaccionarios, amigos o parásitos consentidos de la oligarquía y las empresas imperialistas, son el verdadero ejército de ocupación de la oligarquía y el imperialismo, la sede del poder residual de los macristas.

*Para que termine el castigo de precios, apoyemos activamente el combate del gobierno contra los empresarios rebeldes que pretenden imponer su ley de la selva. Destrabemos el Congreso Nacional el 14 de noviembre para dispersar a ese ejército antinacional que pone al Poder Judicial a favor de los opresores y explotadores. Nuestro voto en las parlamentarias puede lograr ese objetivo. *

Buenos Aires, 26 de octubre de 2021

Partido Patria y Pueblo Néstor Miguel Gorojovsky, secretario general. Integrantes de la Mesa Nacional: Rubén Rosmarino, Bailón Gerez, Aurelio Argañaraz, Juan María Escobar, Hugo Alberto Santos, Laura Gastaldi, Jacinto Paz, Pablo López, Gastón González.


Compartir este artículo
more

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *