JUJUY: MORALES PROHÍBE A LOS PUEBLOS INDIGENAS LA PROPIEDAD COLECTIVA”

Compartir este artículo

Gerardo Morales el controvertido gobernador de Jujuy no tiene descanso en la negatividad que causa su gestión cotidianamente, descubierto en cientos de oportunidades con errores legales, políticos y administrativos que ocasionan graves lesiones a la ciudadanía en la provincia norteña.

En este nuevo derrotero de fracasos impulsa con supina ignorancia y alarmante peligrosidad un proyecto de reforma de la Constitución local.

Cercado en sus ambiciones y fracasos de v fue encontrado culpable antes de cualquier intento de defensa que pretenda esgrimir para fundamentar sus fechorías como buenas ideas.

El senador por el Frente de Todos, Guillermo Snopek, apuntó contra el gobernador de JujuyGerardo Morales.

«Ni él se cree lo de ser candidato a presidente y por eso arma esta reforma tramposa: todos los que defendemos la Democracia y las instituciones tenemos que manifestar nuestro rechazo», añadió el legislador en sus redes sociales.

La última aparición del radical gobernador demuestra y despierta un cúmulo de sospechas reales basados en la extremada papada que mostró en mandatario públicamente y que abre el análisis de cientos de profesionales en relación a el cuadro clínico o de salud del presidente de UCR nacional, además de recibir información del detalle advertido e menester aclarar que la  peligrosidad social de estás personas posiblemente, son expresiones que remiten a tiempos pretéritos al hablar de enfermedad mental. Y, sin embargo, no hacen referencia al pasado, sino al futuro en este caso de los jujeños.

Las medidas de seguridad o garantías sobre estás persona es (internación, libertad vigilada) aplicables a personas afectadas por una patología mental (esquizofrenia, trastorno bipolar)

La reforma ha levantado una fuerte oposición entre las principales fuerzas políticas,  pero una opinión importante es la que califican profesionales de salud mental que determinan, que son personas que  introducen falacias que forman opinión en contra de determinados opositores cargando un contenido, como una involución llena de “efectos hostiles” y “estigmatizantes” para una población especialmente vulnerable. Es el proceso que uso Morales con el caso Milagro Sala.

La reforma “incide de modo severo en el factor seguridad en detrimento notable del factor reinserción y rehabilitación social”.

Pero lo más increíble de la farsa de los radicales jujeños es la de sostener impunemente que defenderán con armas los negocios inmobiliarios de la familia y sus funcionarios de gestión, cómo así también los vueltos, regalías y comisiones muy organizadamente encubiertas, que fueron denunciadas públicamente en distintos medios y que surgen detrás de querer proteger con un sistema específico y reforzado la PROPIEDAD PRIVADA en Jujuy, dónde la mayoría está flojo de papeles.

“La implementación de la reforma especifica en este punto, no puede ser tema de debate periodístico ni mucho menos de intercambio de opiniones por ningún legislador o persona referente del gobierno provincial, la prohibición expresa que surge del impulso, es de carácter ilegal e ilegitimo, carente de fundamentos y absolutamente inconstitucional, la pretensión de un grupo de transnochados con serios problemas de comprensión de límites de legales, no llevará adelante tal aberración jurídica como un sustento de campaña política radical, denunciaremos legalmente esta afrenta contra el estado de derecho de los pueblos indígenas” sentenció Daniel Segovia pte. del CNPI.”

El mandatario jujeño encabezó un acto en las afueras de la Casa de Gobierno, que contó con la participación del vicegobernador, Carlos Haquim, además de legisladores nacionales, provinciales, concejales y dirigentes ligados al espacio Juntos por el Cambio, quienes aplaudieron la iniciativa de modificación de la carta magna jujeña en una gran demostración pública de la impunidad que lograron con el apoyo de los ciudadanos jujeños en las últimas elecciones.

Acerca de los temas para ser tratados por la Convención Constituyente de la Reforma se destaca que para tratar temas como cualquier refuerzo o protección al debate de los específicos derechos de la propiedad colectiva que legal y ancestralmente están fundados y que en la justicia nacional formó jurisprudencia real y activa en contra de situaciónes de público conocimiento de usurpación, ocupación o disputa sobre una propiedad supuestamente privada, carece de legitimidad.

En acción demostradamente ilícita y asociativa junto al estado psicológico del gobernador no le permite evaluar que   «Institucionalizar la paz social», es un debate de actual controversia de interpretaciónes que se encuentra debidamente legislado de modo nacional sobradamente y que se promueve un estado de sitio al respecto al impulsar premisas, como la de «prohibir el derecho de reclamo o legislar en contra de Derechos que poseen estatus protegidos de modo nacional e internacional. 

La noticia extremadamente delictiva es la de debatir en un recinto con convencionales radicales los derechos de ciudadanos originarios y jujeños que no fueron consultados ni participados  para tal cometido y con el agravante de  autonomías provinciales,  sacadas de noches de borracheras de los cholos en el norte,  por encima de efectiva comprensión de la ley de fondo que sostiene al país como un Territorio Republicano Federal y Democrático, que sustenta la interpretación de este medio con las disposiciones en pactos internacionales que protegen los derechos de pueblos indígenas.

La vergüenza de los radicales del país fue escuchar a sus propios correlogionarios Juntos confesar que en el marco de un fin anticipado se llevaban estás acciones de los pelos, gritando a viva voz «En diciembre vamos a iniciar el último año de nuestro mandato, hemos realizado transformaciones que han mejorado la vida de los habitantes de nuestra provincia desde el 2015 hasta ahora», refirió Morales

 


Compartir este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.