EL FRENTE SOBERANÍA NACIONAL CRITICA AL PRESIDENTE POR LA HIDROVÍA LICITACIONES, OBRAS PÚBLICAS, COMERCIALIZACIÓN, MARCO REGULATORIO. TODO ES NECESARIO.

Compartir este artículo

«El Presidente falta a la verdad» titulan en su mensaje, las organizaciones que conforman el Frente por la Soberanía Nacional.

«Respuesta de las organizaciones que luchamos por la soberanía nacional a las declaraciones equívocas del Presidente:

Los y las integrantes de las organizaciones abajo firmantes y demás compañeros y compañeras, nos sentimos en la obligación de opinar con respecto a las declaraciones que formulara el presidente de la Nación Dr. Alberto Fernández en el reciente reportaje, que le hizo el comunicador Pedro Rosemblat.

Consultado por la mal llamada “Hidrovía», Fernández respondió: “el problema de la hidrovía no es un hecho revolucionario”.

Por lo contrario, nosotros entendemos que la disputa por el control de ríos y puertos, está íntimamente vinculada a nuestra soberanía y la recuperación de la misma es, sin ninguna duda, un hecho revolucionario de gran importancia histórica, similar a la de la vuelta de Obligado y la batalla de “La Angostura del Quebracho” de 1846. Los héroes de la Guerra del Paraná, deben ser un ejemplo a seguir en defensa de la soberanía. Un país sin soberanía deja de ser país para convertirse en una colonia. Sin soberanía no hay patria, justicia ni igualdad para la ciudadanía argentina.

El primer mandatario, a nuestro pesar, expresó: “nuestro país no tiene barcos que puedan sacar el barro y la arena del fondo del río”.

El presidente Fernandez parece no saber que la empresa belga Jan de Nul trabaja en el dragado con dragas y tripulación argentina, dragas que fueron construidas en astilleros argentinos. Se pueden utilizar las dragas, paralizadas desde el 2016 por Macri, como: la 261, 258, 326, 332(con los arreglos necesarios puede dragar el canal magdalena), 402 y la 403 (una de la más grande de Latinoamérica), buques balizadores y buques de apoyo, que solo necesitan pequeños arreglos para volver a operar. Si fuera necesario tener otras dragas, los astilleros argentinos pueden construirlas con los subsidios que el Estado Argentino le pagó a la contratista.

Un aspecto del que el Presidente no habló y lamentablemente Pedro Rosemblat. no le preguntó, es ¿cuánto daño al ambiente ocasionaría el dragado propuesto por las multinacionales? ese perjuicio no tiene precio y el pueblo argentino no puede aceptarlo, ya que legitimarlo provocaría un terricidio irreversible.

Cabe especificar que el río Paraná no es el canal de Suez que, cabe aclarar, es manejado por el Estado Egipcio y no por multinacionales. El accidente al que se hacía referencia, no tuvo que ver con falta de profundidad, sino a un error humano, por lo tanto es una comparación bastante equívoca, que solo desinforma.

Es inaceptable en un jefe de Estado, no tener en cuenta lo que significan las vías navegables como fuente de trabajo, para decenas de miles de argentinos/as y la implicancia económica y política del manejo y control del comercio exterior.

Nos preocupan muchísimo las expresiones del Presidente, porque sabemos que es un hombre informado, y en los medios hay columnas semanales que tratan sobre el reclamo por recuperar la soberanía sobre nuestros ríos, aunque hay una gran censura del tema en los grandes medios que, le hacen críticas infundadas, trabajan en operaciones favorables a las corporaciones multinacionales que se ven beneficiadas, con la reprivatización de los dos ríos más identitarios con el espíritu de la Nación como lo son el Paraná y el Río de La Plata.

Que el Estado cobre peaje, es necesario, pero ello no nos hace soberanos ni tampoco recupera los ríos que nos pertenecen como ciudadanos y ciudadanas.

Nos preocupa que el Presidente que, en su discurso de asunción apeló al acompañamiento del Pueblo y a la crítica del Pueblo si se equivocaba, ahora permita que su flamante Ministro de Transporte nos trate de ignorantes y haya delegado la confección de los pliegos de la reprivatización, en su secretario de vias navegables, quien ha trabajado para una de las multinacionales que lucran con el hambre de millones de personas.

También es sumamente preocupante que haya sido tan tajante al declarar, que no se puede estatizar el manejo del río Paraná, rebajando y limitando el poder y la función del Estado, a ser un mero mediador entre las multinacionales y nuestros recursos, territorios y vida. Las privatizaciones sobre lo público, justamente privan al pueblo de su derecho a vivir dignamente, sobrada muestra de ello fueron estos 25 años

Confiamos en que el Presidente está equivocado y sabrá escuchar y darse cuenta de ello y que, como hace para el manejo de la pandemia, consultando permanentemente con especialistas en el tema, convoque y consulte a quienes tienen un acabado conocimiento sobre esta materia. Nuestro futuro depende de que imponga su autoridad presidencial donde corresponde.
Argentina pudo poner tres satélites en órbita y construir centrales nucleares, también podemos dragar un río. Están los recursos, están las dragas, y está el pueblo trabajador que quiere recuperar soberanía.

Confiamos a su vez que derogará el decreto 949/20, que tanto nos perjudica en la construcción de una Patria, donde todos y todas podamos vivir, comer y crecer dignamente en un ambiente en armonía con la naturaleza.

Sr. Presidente. El Pueblo sabrá reconocer su grandeza. Con el mayor de los respetos lo saludamos atentamente.

Frente por la Soberanía Nacional


Compartir este artículo

Un comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *