“ALBERTO FERNÁNDEZ Y LA  TRAICIÓN A LOS TOBAS” Sin consultar a los principales aliados políticos en los Pueblos Originarios, el nombramiento de la nueva responsable del INAI no ha caído bien.

Compartir este artículo

La noticia fue una puñalada gaucha con el facón más sucio y sin filo que pueda existir. Puñal directo al corazón de los Qom/Tobas del Chaco.

Una terrible cobardía que se muestra en las acciones de una persona, al consentir y ordenar un acto de gobierno que afecta y lesiona gravemente los intereses de los derechos específicos de los Pueblos indígenas. Acciones simplemente catalogadas en la política nacional como la peor traición que pudiera suceder de parte de un mandatario nacional con los aliados de su propio Frente de Todos.

Esta realidad sucedió en los últimos días entre contubernios, dimes y diretes del equipo de asesores del presidente Alberto Fernández y los funcionarios del ministerio de Justicia de la Nación comandados por Martin Soria. Profundamente sumergidos en los problemas de las grietas de toda índole que afrontan los improvisados funcionarios del gobierno nacional, nuevamente cometieron el peor de los errores políticos de la historia argentina.

Es de público conocimiento que la actualidad de los Originarios es tremendamente complicada en NOA y NEA, vergonzosa en el centro y sur del país, por interminables listas de problemáticas que padecen los pueblos indígenas; la ignorancia sobre los temas Indígenas no los eximen de la responsabilidad al actuar en contra de sus propios aliados.

La desgracia del yerro político en el nombramiento de Magdalena Odarda, al frente del devastado INAI, sumado a la absoluta ignorancia que la rionegrina hija de españoles y su equipo de funcionarios mapuches, ostentaban sobre la situación indígena; terminó por explotar en cientos de problemas legales sociales y militares.

La renuncia de Magdalena Odarda y Mapuches, no soluciona ningún problema, agrava mucho más la situación y enfrenta a sectores aliados del Frente de Todos que consideran la disposición del presidente Alberto Fernández y Martin Soria, ministro de Justicia, como la peor TRAICIÓN a los pueblos indígenas del Chaco.

Esta brutal y fundada calificación que circula en redes Indígenas de comunicación se basa en el nombramiento  de Analía Noriega como suplente de la otrora responsable del INAI, deja al descubierto a la activista correntina, no indígena que vivió en Chaco en los últimos 5 años en acompañamiento del dirigente Toba Juan Chico,  militante activo de Patria Grande de Juan Grabois. El fallecimiento del impulsor de la fundación Napalpí derivó en la joven Noriega, a cargo de esta fundación y logró ubicación política en INAI por los contactos del difunto toba.

La traición presidencial a los Tobas se refiere específicamente a la falta de respeto del primer mandatario con la dirigencia política TOBA/QOM de la provincia del Chaco quienes manifestaron su repudio a las decisiones presidenciales de no consultar y dar participación de los Tobas, aliados políticos del Frente de Todos y nombrar otra vez, a una persona sin la venia de los Miles de ciudadanos de pueblos originarios.


Compartir este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.