200 trabajadores y trabajadoras de MOVISTAR ¡DESPEDIDOS! EN PLENA PANDEMIA IGNORAN EL DECRETO 345/2021

Compartir este artículo

Existe en nuestro país un enorme número de PYMES que generan el 70% de los empleos muchas de ellas conducidas por empresarios cuya identificación se encuentra absolutamente divorciada con el modelo de frialdad corporativa  cuyo fin ÚNICO Y EXCLUYENTE es  ¨generar máximas rentabilidades para sus accionistas¨.

El modelo de empresario que se encierra en la soledad de su oficina para pensar como pagar salarios y soporta esa angustia con una aparente fortaleza porque siente en su piel a cada familia que depende de él y la debilidad no es una opción a exponer.  Ese empresario que mira las fotos de fin de año llenas de sonrisas de su empresa honrando los momentos vividos y los dibujos de los hijos en los escritorios de quienes dedican gran parte de  su vida a llevar adelante cada una de ellas.

Movistar ha elegido un esquema de tercerización en agentes oficiales representados en  decenas de Pymes que sienten y sufren su día a día utilizando esa tercerización para ocultar su frialdad, ambición  y hoy, falta de legalidad, y la realidad de la verdadera contratación laboral directa.

Movistar ha anunciado a fines de Enero 2021 por carta documento la decisión de ¨rescindir sin causa el vínculo ¨ (sic) que lo unía con una decena de agentes (a modo de ejemplo : Ferrante comunicaciones  s.a, Celnet s.a, t&P mobile s.a , lew comunicaciones s.a, servitec s.a, Bio móviles s.a, prestec comunicaciones s.a, etc) .

Pymes que dejan de ser desde el 31 de Julio de 2021 dando una estocada final a un camino que se inició en el 2018 bajo la dirección comercial de Hernán Tiscornia , ejecutada en todo su trayecto  por su director de ventas Sr. Adrián Panatti, y sus gerentes de canal agentes sr Christian Wright y actualmente Nicolás Diez quienes han llevado sus 800 puntos de relacionamiento a contar hoy con 200 y próxima a cerrar una cantidad de puntos que los reduciría a la mitad. En términos humanos de personas con dibujos de sus seres queridos en sus escritorios de cerca de 200 trabajadores directos (y 100 indirectos) en este último cierre previsto. A estas Pymes las llevo a un camino de paulatino desangre con la promesa de un futuro mejor de menos locales pero más rentables y de mayor personal en cada uno, asumiendo las PYMES los costos económicos y humanos de lo que esa reducción implicaba. La cobardía de no plantear en el 2018 una realidad hasta entendible y que cualquier corporación tiene derecho a realizar pero  asumiendo los costos de esa realidad. El camino del desangre en nuestro país a las Pymes que acompañaron a Movistar para mostrar una sanguinaria eficiencia a sus accionistas en España.

Hoy la metodología de la falsa inocencia vuelve a jugar su papel. ¨Movistar no es insensible ante la realidad ocupacional de nuestro país ni incurre en ilegalidad alguna ya que no despide a nadie¨, simplemente da de baja a agentes oficiales que son quienes incurren en la ilegalidad de los despidos. Algo así como ¨nosotros no los arrojamos al vacío simplemente cortamos la cuerda de la cual se sujetaban¨. Casi tan irónico y falto de ética como echarle la culpa a la ley de Gravedad. Casi tan irónico como el final de las cartas de baja ¨le recordamos su obligación de mantener indemne a telefónica móviles de argentina de cualquier reclamo judicial o extrajudicial del personal…¨.  No se trata de posiciones políticas o la falta de legitimidad en la toma de una decisión que le es propia a cualquier corporación.

Se trata de la forma maliciosa de haberlo hecho, la falta de oportunidad al hacerlo en medio de la peor pandemia vivida en generaciones y a modo argumental si la ética y la humanidad no fueran suficientes, en este momento, se trata de la ilegalidad de la decisión. La culpa no es de la ley de gravedad…


Compartir este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *