VERGÜENZA NACIONAL: DANIEL ARROYO UN FIDEICOMISO EN NOMBRE DE LOS NIÑOS, NIÑAS INDÍGENAS MUERTOS POR EL HAMBRE

Compartir este artículo

DINERO EN EL NOMBRE DE INFANCIAS INDÍGENAS FALLECIDAS.

Daniel Arroyo no tiene reparo alguno de mostrar el inútil desempeño en los puestos políticos que el oficialismo nacional, le arbitra. Guiado por la ineficacia de la Gestión Odarda en el INAI, presentó con bombos y platillos, una intención parlamentaria que divide al país en indígenas del norte e indígenas del sur, favorecinedo a una población que afortunadamente no ve morir a sus infancias por hambre y por deshidratación como sí padecen los pueblos originarios en el Chacosalteño.

Desagradable e inhumana, la visión corta de ambos políticos -Arroyo y Odarda- para desconsiderar a las infancias indígenas norteñas en Argentina. No hacen más que invisibilizar el sufrimiento de los años de abandono, que pese a buenas voluntades de la gestión sanitaria nacional, si bien lograron en dos meses frenar la creciente estadística de la mortandad infantil, no logran revertir el flagelo del hambre en los Pueblos Originarios del Chacosalteño.

A su vez, con mucho sacrificio, el Intendente del municipio más pobre de Argentina, Santa Victoria Este, se encuentra en Buenos Aires, pidiendo recursos para wichís. Ante una sociedad incapaz siquiera de imaginar las paupérrimas condiciones de vida que depara el Impenetrable para los cientos de argentinos y argentinas que viven allá. Fruto del centralismo recalcitrante, del desconocimiento territorial, pero más grave aun, de lo inhumanitario, Arroyo presenta una intentona legislativa, empujado por la ambición y la codicia de Odarda y su séquito -algunos miembros mapuches- con quienes pretenden rapiñar dineros del Estado nacional tras el vaciamiento del INAI, entidad que por las comunidades indígenas del NOA y el NEA, poco o nada, hizo.
Ese pozo monetario es en detrimento de los Pueblos Originarios que a diario ven fallecer a miles de niños, niñas y adolescentes ante la hambruna y la falta de acceso al agua potable.

https://infopais.com.ar/daniel-arroyo-y-odarda-a-cara-de-piedra/

Arroyo no se conformó con ser la cuestionada gestión en DESARROLLO SOCIAL, ahora, arremete contra los pobres y vulnerables del país, por dar dinero a su eterna socia electoral, Odarda. Ambos conforman otro de los tantos errores de gestión inmersos en la interna del oficialismo que va perdiendo el rumbo alejándose del esquema primero y prometido de la sensibilidad prístina que todo peronismo debe prodigar.

En la historia quedará la figura del chanta político, el que otrora fuera autor de la «picardía criolla» en lugar de ser un signo, la reivindicación histórica para reparar el daño histórico sobre los Pueblos Originarios. Sirva a modo de ejemplo, citar el siguiente párrafo del pretenso proyecto de Arroyo: «Artículo 4°. – AUTORIDAD DE APLICACIÓN: Será autoridad de aplicación de la presente ley, el INSTITUTO NACIONAL DE ASUNTOS INDÍGENAS (INAI), organismo descentralizado, dependiente del MINISTERIO DE JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS DE LA NACIÓN, o la persona jurídica pública que en el futuro lo reemplace»

Artículo 6°. – FIDEICOMISO PARA LA REPARACIÓN HISTÓRICA DE LAS NIÑAS Y DE LOS NIÑOS INDÍGENAS. Autorízase al Poder Ejecutivo nacional a la creación, en el ámbito de la autoridad de aplicación de la presente ley, de un Fideicomiso para la Reparación Histórica de las Niñas y de los Niños Indígenas, con el objeto de financiar en forma complementaria las acciones y las políticas públicas prioritarias de promoción y protección de los derechos de las niñeces indígenas que determine la autoridad de aplicación de la presente ley.

Antes que inventar un FIDEICOMISO PRE ELECTORAL, bien podrían dotar a los municipios indígenas de los recursos necesarios y urgentes para lograr el DESARROLLO HUMANITARIO DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS MÁS AFECTADOS. Ya es imposible de ocultar, la verdadera intencionalidad de un proyecto legislativo capaz de «pasar la gorra» en nombre de NIÑOS Y NIÑAS INDÍGENAS, lo que de por sí, constituye un atropello indigno.


Compartir este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *