URGENTE: MORALES NEGOCIA SIN CONTROL E HIPOTECA JUJUY

Compartir este artículo

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, afirmó que se encuentra en una negociación fuera de todo marco legal para una contratación millonaria de 200 profesionales de cabecera de obras sociales, que se sumarían a un sistema de atención virtual de servicios contra Covid, para el primer momento de atención de las personas con síntomas de coronavirus.

Inició reuniones de negociaciones por costos millonarios operativos de las prestaciones con obras sociales, por fuera de todo marco legal que resguarda estás formalidades administrativas.

Morales declaró en un descontrolado acto de tapar su fracaso de gestión gubernamental y descubierto por los excesivos gastos millonarios en general, que durante las últimas horas de ayer, se reunió con unas diez entidades al respecto y que hasta el jueves tiene previsto mantener encuentros con todas las que tengan afiliados en la provincia.

Además confesó que durante los casi 6 meses de lucha contra el covid y más de Mil millones de pesos desaparecidos, de ayuda nacional, en estos últimos días lograron activar el negocio de un sistema de telemedicina con el que Jujuy coordina con una sola obra social (OSDE) y además del conocido convenio que mantiene el radicalismo jujeño con el gremio de docentes (Cedems), que creó un subsistema con médicos y psicólogos contratados para atender a sus afiliados.

Respecto a la asistencia virtual, detalló que “se trabaja con unos 300 médicos atendiendo a cerca de 5000 personas” y que se tiene la idea de “llegar hasta el fin de semana con 200 médicos más” a través de las obras sociales y otras gestiones que se realizan.

En ese marco, en su último viaje que resultó totalmente negativo para Jujuy, solicitó la ayuda del presidente Alberto Fernández para lograr una coordinación con obras sociales y el mismo mandatario nacional instruyó a Héctor Daer de CGT para garantizar responsabilidad y avanzar en ese marco, en conversaciones asociadas a las obras sociales nacionales.

La absoluta libertad que brinda el desconocimiento del pueblo de Jujuy, sumergido en las consecuencias del desastre de Morales al frente de esta administración, le posibilitó ir por mucho más, logrando negociaciones de habilitación de tres laboratorios privados para el procesamiento de test PCR, que supuestamente permitirían aumentar la capacidad de testeo.

Por si fuera poco, realizó negociaciones que recaerán en compromisos de millonarias erogaciones que Jujuy deberá afrontar próximamente, con un compromiso pago, de servicio adicional que los médicos de cabecera de las obras sociales colaboren con llevar oxígeno a pacientes con internación domiciliaria y proveer medicamentos.

Jujuy tiene 23 hospitales y varias localidades son sistemas de salud en abandono como Humahuaca, dónde por la gracia de Dios y sus trabajadores sostienen sectores dedicados a la atención de pacientes con COVID-19. Solo ocho de ellos tienen camas de terapia intensiva. El resto son de cuidados intermedios.

Las obras sociales, no creen en la política y promesas e Gerardo Morales, continúan las negociaciones pero con destinos inciertos, quedando muy expuesto para el país, que en el nombre de la pandemia se llevan adelante, negociaciones que serán motivo de auditorías extremas para evitar que la provincia norteña quede con su futuro hipotecado.


Compartir este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *