“Tengo claro que ningún perejil puede hacer desaparecer a alguien de la faz de la tierra” Susana Trimarco -madre de Marita Verón-Caso Guadalupe Lucero Relaciona la desaparición de la nena en la provincia de San Luis con la trata de personas.-

Compartir este artículo

“Me arrebataron a mi hija cuando Marita tenía 23 años y mi nieta 3. Estoy segurísima de tener experiencia en cómo te arrebatan a una criatura; pasaron muchos días y mucho tiempo. Si hubiera sido un delito menor ya hubiéramos tenido noticias”, aseguró Susana Trimarco cuando salió de la casa de la abuela de Guadalupe, a pocas horas de su arribo a San Luis.

“Para mí sí”, respondió cuando le preguntaron si creía que la desaparición de la niña en San Luis estaba relacionada a la trata de personas: “Yo lo tengo muy claro, ninguno de los que estamos acá, ningún perejil, tiene la capacidad de hacer desaparecer a una persona de la faz de la tierra como si nada; como si fuera que la tierra la tragó”.

Anticipó que la Fundación María de los Ángeles “se constituirá querellante en la causa de Guadalupe, y por el otro el abogado de la causa de Marita va a representar a la nena y a su familia”.

Consideró que la investigación “debería pasar al fuero federal”, independientemente de las actuaciones que lleva adelante la justicia provincial, y que “no se puede perder más tiempo”.

“Hay una creencia que no puede haber una misma causa federal si hay una causa provincial. Mientras una persona está desaparecida, y nosotros vemos cuestiones que pueden ser trata, se puede tener como nosotros tenemos con Marita, causa en la provincia con el paradero de Guadalupe, y causa Federal también buscando el paradero. Eso no tiene nada que ver. Vamos a trabajar en los dos fueros”, explicó el abogado José D’Antona.

“No saben dónde están parados, y esto me pasó a mí. Me metieron psicólogas truchas, vendedores de seguros truchos, de todo me hicieron para entretenerme, y decían que mi hija aparecía en una punta y en la otra, en cerro, de un lugar a otro me tenían”, expuso cuando le preguntaron sobre los primeros familiares de la nena puntana con los que se reunió.

Destacó que la mamá, la abuela y la tía “no saben lo que está pasando”.

“No saben qué hacer, todo lo que les dicen es nada. Los allanamientos no son referidos a la chiquita, nada lleva al paradero de Guada y me desespera mucho perder el tiempo”, añadió.

Fuente:el diario de San Luis


Compartir este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *