Muere el bosque nativo en el norte por depredadores empresariales Un fallo escueto y sin soluciones emitido por la Corte de Salta juega a favor de los deforestadores

Compartir este artículo

Oscar Guillén participó de la manifestación que se realizara días atrás en el predio de la Ciudad Judicial en Salta capital. Ocasión que las organizaciones medio ambientales exigieron derogar dos instrumentos públicos que amparan la depredación de los bosques naturales de la provincia.

A nuestro diario, Oscar Guillén, comento: “La demanda se presentó el año pasado en el mes de diciembre, la articulan personas físicas y organizaciones no gubernamentales, fundaciones cuyo objeto social tienen la protección del medio ambiente. Se dirigió contra la Resolución dictada por la Secretaría de Medio Ambiente a cargo del doctor Jorge Aldazabal; resoluciones 333 octubre y una posterior, la 411. Entre ambas quedó diseñada un horizonte normativo altamente nocivo para los intereses medio ambientales, entonces dedujimos en una acción popular de constitucionalidad en la Corte de Justicia de Salta, que es la competente en instancias originarias, a esa demanda que requiere la declaración de inconstitucionalidad e ineficacia de las resoluciones 333 y 411, se añadió la medida cautelar»

Sintesis Demanda – Accion Popular de Constitucionalidad (3) (1) by alejandra_paredes_63 on Scribd

“Mientras discutamos si declaramos ineficaces o no, las resoluciones, se detengan los efectos de ambas y con ellos que se detengan los desmontes” explicó el abogado Oscar Guillén.

 

Comentó que si bien en diciembre pasado comenzaron con este pedido y supone que la cautelar se otorga para casos de cierta urgencia, habiendo pedido también por ello la habilitación en feria judicial de enero, no hubo fallo. “Transcurrió febrero tampoco hubo y seguimos presentando escritos para que se provea, hasta que anunciada la movilización del viernes 19 de marzo, la Corte dictó su fallo el jueves 18 por la tarde proveyendo la medida cautelar, es decir que no se expide sobre el fondo de la cuestión, sino sólo sobre la medida cautelar negándonos la procedencia de la misma”

El fallo dictado el jueves que demandó prácticamente durante cuatro meses, hace notar Guillén, que “en la parte de la ponderación de sentencia tiene 25 renglones, en esa pequeña extensión de un párrafo en medio de los considerandos que repiten lo que dice la demanda, y la excusación de un juez, el doctor Aguilar -dice que abogados de su estudio han participado en muchos pedidos de desmontes con lo que no se siente imparcial- para juzgar estas cuestiones por eso se excusó”.

El asesor letrado además comenta a nuestro medio que “esas breves consideraciones de la Corte no se dirigen a tratar ninguno de los argumentos que están puestos en la demanda que es bastante larga, dotados de datos duros de organizaciones especializadas en medio ambiente y que menciona sobre todo, la existencia de normas de rango constitucional, nacional y de la Constitución de Salta que garantizan el disfrute y el medio ambiente sano y las leyes nacional y provincial protectoras del medio ambiente, la ley de presupuestos mínimos para la protección de bosques nativos nacionales y la ley de reordenamiento de Salta; todas esas han quedado afectadas y después derogadas por una resolución, un acto administrativo de un funcionario de tercer nivel que con el listado de estas dos normas; deroga la Constitución y leyes de mayor jerarquía.

Guillén, además dijo: “Esos 25 renglones no aluden a los fundamentos de la demanda y tampoco están destinados a analizar las resoluciones mencionadas, son párrafos extraídos de otros expedientes, generales, vagas, abstractas, lo cual nos hace ver del poco interés de la Corte, en atender circunstancias tan graves como estas porque Salta tiene un triste récord de ser la provincia que más ha desmontado últimamente, llegando a una cifra muy preocupante para todos de un millón y medio de hectáreas de bosques nativos desmontadas. Muchas de ellas de manera ilegal o con permisos obtenidos de modo ilegal, siendo señalada como uno de los lugares de mayor deforestación del mundo.
Alentado por políticas que priorizan los intereses comerciales, las explotaciones o la aplicación de ganancias financieras en desmedro del derecho que tenemos todos los habitantes de gozar de un medio ambiente sano, de preservar especies arbóreas, animales y ecosistemas que resultan imprescindible para la vida silvestre y la vida humana” aseveró el abogado.

Oscar Guillén, a nuestro medio expuso: “También esto va a afectar, sin dudas, en la escala que se está desmontando mientras estamos discutiendo estas cosas. Los hábitats naturales que ocupan ancestralmente las comunidades originarias que están siendo empujadas por la frontera agraria, a lugares inhóspitos, alejados, limítrofes sin vías comunicación, corriente eléctrica, sin agua como lo ha destacado el fallo último de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso Llaka Honat contra la República Argentina donde se ha condenado a la República y a la Provincia a la realización de obras de infraestructura y evitar la desforestación que es creciente”

Para el abogado la situación se da en un contexto en donde los intereses que priman son los económicos: “Esa resolución que ha dictado la Corte acuciada por la movilización del viernes de un modo tan breve, desaprensivo, vago y genérico, va ser recurrido a la Corte Suprema de Justicia de la Nación,
que en muchos casos ha revocado las decisiones de la Corte de Salta sobre todo en materia de derechos humanos porque la jurisprudencia de Salta, de la Corte, de estos jueces es una jurisprudencia absolutamente conservadora y no ha atendido los planteos que se realizaron oportunamente en materia de educación religiosa, por ejemplo, esto fue revocado por la Corte Suprema de la Nación. También algunos protocolos que fueron admitidos en su irregularidad por la Corte local que fueron censurados en la Corte Federal.
Lo mismo sucedió en el caso Cisneros que era un supuesto de igualdad de género, un fallo que tiene efectos colectivos en todo el país, la Corte de Salta rechazó la demanda de ella y la Corte Suprema puso las cosas en su lugar y por medio de este caso, se ha ampliado el horizonte de derechos para las mujeres en materia laboral.
Cada minuto que pasa se produce un daño irreparable en la naturaleza, de ahí que la mora y la forma del rechazo de la medida cautelar es muy preocupante” dijo Guillén.

El abogado, Oscar Guillén estima que el fallo representa en cierta forma una defensa de los depredadores económicos, sector con el que los miembros de la Corte local pudieran sentirse más referenciados que con respecto a los actores civiles que defienden a los bosques nativos salteños.


Compartir este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *