LOS MILLONARIOS DEL PAÍS DEBEN REPARAR A PUEBLOS ORIGINARIOS CON UN % DEL APORTE SOLIDARIO

Compartir este artículo

El frente de todos buscará reparar el daño a pueblos originarios que   familias millonarias argentinas causaron con la usurpación de tierras, crímenes, genocidio y violaciones de derechos humanos, este planteo transformaría el proyecto en un debate sin protesto.

El proyecto de Aporte solidario extraordinario a las grandes fortunas de familias argentinas y extranjeras que se capitalizaron en cientos de años con maniobras de usurpación de tierras, negociaciones con comunidades Indígenas adentro de las tierras,  explotando recursos de las mismas, amasando incalculables fortunas, generando explotación laboral, trabajo en negro e infantil y se niegan a contribuir solidariamente, será tratado en la Cámara de Diputados de la Nación.

El dato más increíble de la situación real es que los representantes de las familias poseedoras de  grandes fortunas buscan no aportar ni solidariamente.

Lo insólito, es que los millonarios dueños de TIERRAS, no son los pueblos originarios y deben esperar que los usurpadores colaboren solidariamente. 

Los dirigentes nacionales de política indígena APORTARÁN la información técnica de las tierras que se encuentran en litigios, como así también las que fueron entregadas en negociaciones de hasta 10 $ la hectárea, conjuntamente con un increíble listado familias multimillonarias que explotan los recursos, de las mismas.

El objetivo principal de los dirigentes de política Indígena, es que un porcentaje de este aporte solidario sea entregado a la ayuda social y de reparación a los pueblos originarios del país a través de mecanismos que coordinen una amplia inclusión de los damnificados, coordinada por el mismo Gobierno Nacional a través del ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

El aporte solidario sería un histórico hecho de reparación para los pueblos primeros habitantes del país, estamos en conversaciones con los legisladores del Frente de Todos, a total disposición, detalló Daniel Segovia del CNPI. 

El aporte que se le requerirá por única vez alcanza al sector más rico de la población. La iniciativa oficialista recaerá sobre las personas y no sobre las empresas.

El objetivo es aumentar la recaudación en el marco de la caída de la actividad económica por la pandemia y la necesidad de ampliar la cobertura que ofrece el Estado a los sectores más postergados de la sociedad, entre los cuales se ubican en primer lugar los verdaderos dueños de las tierras.

En diputados, calculan que se podrá recaudar alrededor de «300.000 millones de pesos», en los pasillos de la cámara de diputados de la Nación se escuchan frases como, “Debemos debatir si aportaran o no, sabiendo que en 200 años se robaron las tierras de los pueblos”? 

Por otro lado el Frente de Todos, informa que, los gastos e inversiones que tendrá que afrontar el Estado Nacional para atender las consecuencias de la pandemia serán de alrededor de $ 870.000 millones, entre equipamiento para el sistema de salud, el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), los bonos destinados a jubiladas y jubilados, la asistencia financiera a las provincias y al PAMI y el refuerzo de los programas alimentarios.


Compartir este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *