LA DICTADURA PARAGUAYA PERSIGUE A LA GREMIAL DE ABOGADOS DE ARGENTINA POR INVESTIGAR CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD Y EL ASESINATO DE LAS NENAS ARGENTINAS A MANOS DEL EJÉRCITO PARAGUAYO

Compartir este artículo

La organización civil oriunda de Argentina, intervino dando apoyo y asesoramiento a las víctimas del terrorismo estatal en Paraguay, tras el asesinato -aún impune- y secuestro de niñas ciudadanas argentinas, cuya madre está encarcelada por persecución y violencia política.

El comunicado de la Gremial, expuso: » Como no podía ser de otra manera, los sectores más poderosos del Estado y sobre todo del Gobierno del Paraguay están haciendo lo imposible para judicializar, perseguir y criminalizar a la Gremial.

El objetivo es dejar abierto el camino para intentar prender o imputar a cualquier compañero o compañera de la Gremial que intente nuevamente llevar a cabo acciones de solidaridad, compañerismo o apoyo a los y las luchadores paraguayas. Es cierto, ¿por qué negarlo si estamos orgullosos de ello?.
Hemos sido absolutamente solidarios no sólo con los presos y presas del EPP sino con otros luchadores y prisioneros paraguayos. Fuimos, somos y seremos solidarios con los hijos, hijas y familiares de esos luchadores. Jamás lo negaríamos.
Jamás lo entenderá.
Y lo fuimos en los peores momentos, cuando las solidaridades y el compañerismo escaseaban.
Cuando íbamos a los juicios de esos luchadores y luchadoras en las salas de audiencias estábamos solamente nosotros, la Gremial. Y nadie más. Absolutamente nadie más.
Los sectores de poder leyeron las acciones de la Gremial en los últimos 15 años. No sólo de ahora.
Y saben que no hubo muchos dispuestos a ingresar a la Cárcel del Buen Pastor o a la de Tacumbu, o a la fortificada «Agrupación Especializada».
Como lo hicimos con los paraguayos, lo hicimos con los y las presas peruanas en las cárceles de ANCÓN o Piedras Gordas.
O peor aún, en la Base Militar de El Callao en las audiencias de los juicios a Abimael Guzmán y otros dirigentes del Partido Comunista del Perú. O a la Cárcel de Alta Seguridad de Chile. El enemigo de los Pueblos aprende, y aprende rápido.
Y hace lo que tiene que hacer: corta, o intenta cortar la posibilidad de Solidaridad concreta. Las luchas de los pueblos son así, no esperemos que las favorezcan, eso sería tan sólo una ilusión.
La naturaleza cruel y salvaje de los enemigos de los pueblos poseen esas características. ¿O acaso creemos que nos la iban a hacer fácil?
Y la Gremial también hace y hará lo que tenga que hacer más allá de sus persecuciones. Ni nos quejamos, ni ponemos el grito en el cielo. Ni pedimos solidaridad con nosotros. Ellos nos intentan cortar el camino con absoluta lógica.
La solidaridad que pedimos es con los que luchan y sobre todo con los y las que están en manos de los poderosos dominantes del Paraguay. Nos daríamos por bien pagados y conformes, si ahora que se conoce profusamente lo que ocurre con las luchadoras y los luchadores presos en el Paraguay, que otros y otras pudieran ir a donde la Gremial estuvo y hoy arriesgaría mucho si tiene que volver»detalla el comunicado de la Gremial.
La entidad, también explicó públicamente que  «PIDEN LA INTERVENCIÓN DE LA FISCAL GENERAL DEL PARAGUAY.
La Fiscal General, la Jefa de todos los fiscales paraguayos es una vieja conocida de la Gremial.
Nefasta si las hay. Arbitraria absoluta y mano Ejecutora de los latifundistas y las clases poderosas. Es Sandra Quiñones.
En la foto que reproducimos se la muestra de cuerpo entero (literalmente). En una memorable acción como Fiscal aparece encabezando un operativo contra niños paraguayos hijos de campesinos.
Con el típico uniforme táctico de las Fuerzas Especiales militares, armada con pistola al cinto pasa revista a los niñitos ya reducidos y en el piso. ¡Así actúan los fiscales paraguayos!
¡Así actúa Sandra Quiñonez!
Ante esa Fiscal nos denuncia el influyente Senador Fidel Zabala.
En manos de esos fiscales están Carmen y Laura Villalba y Francisca Andino. Pero no duden los que esto lean que valió la pena tanto esfuerzo.
Hoy el mundo, los organismos internacionales, y las más diversas organizaciones saben lo que ocurre en Paraguay. Saben quienes son Carmen Villalba y su valiente familia. Saben que Lichita no se da por vencida, aún herida en una pierna y en la cabeza. Haya ocurrido lo que haya ocurrido.
Las ejecuciones de Lilian y María Carmen de 11 años y la lucha de Lichita de 14 años son ya parte de la Historia del Paraguay y de Nuestra América. Y en eso la Gremial aportó lo que pudo. La Solidaridad siempre vale la pena» concluye el comunicado de la entidad sindical de abogados y abogadas de Argentina.

Compartir este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *