INAES: el área que pelean las organizaciones sociales

Compartir este artículo

Tal como lo habíamos anticipado el fin de semana el INAES, enfrenta algo más que una simple pelea de funciones públicas y cargos políticos.

Ya trasciende, luego del fallecimiento de Mario Cafiero, lo que era un rumor fuerte sobre las internas que tienen por estas horas, los sectores de la militancia de base que reclaman el trono de alto impacto que conllevan los puestos de trabajo social y contacto directo, con las periferias -sector clientar de la política con vistas a las legislativas del próximo período- los dirigentes que postulan para reemplazar a quien fuera una pieza articular entre actual oficialismo y Vaticano; están cada vez más proclives a quebrar lanza con tal de obtener lo que quieren.-

El luto por el fallecimiento de Mario Cafiero, lamentado por todo el arco político, visibilizó una sostenida pelea por el perfil de conducción del Instituto Nacional de Economía Social (INAES). La disputa, de larga data, ahora le suma la carrera por poner al número uno de un organismo clave para articular políticas de inclusión en el territorio.

Ya sin Cafiero, que hacía las veces de conductor y articulador, las dos fuerzas del Frente de Todos que poseen mayor desarrollo territorial -La Cámpora y el Evita- se convirtieron en los dos principales competidores por quedarse con la Presidencia del organismo que es central en el arbitraje administrativo y de fondos de la institucionalidad de la economía social (cooperativas y mutuales).

Esa carrera se da en un marco de convulsión para el sector. De hecho todos los cercanos saben que los últimos tiempos de Cafiero fueron matizados por el disgusto y la desilusión con quienes lo acompañaban en la conducción del INAES.

Juan Grabois

El lunes 31 de agosto la Gendarmería realizó 46 allanamientos en simultáneo en las ciudades de San Francisco, Morteros, Frontera (Santa Fe) y la localidad de Devoto, en una investigación que involucra a empresas, mutuales, estudios contables y jurídicos. La pesquisa es por supuestos delitos económicos en maniobras impositivas.

Lo sucedido generó un tembladeral en el INAES. Cafiero, con la intención de abrir puentes con todos los actores vinculados con la Economía Social, había apostado a integrar en forma profunda a la estrategia del organismo a actores con cierto peso en el sector, como Nahum Mirad (Director del INAES) y Mario Benso, este último gerente del Grupo Cooperativo Mutual Devoto, un peso pesado del sector con fuerte presencia en Córdoba y expansión en provincias vecinas.

Cuando en el marco de las causas investigadas se da la detención de Benso, durante los allanamientos Cafiero hizo trascender a sus allegados no sólo su profundo disgusto sino también cierto resquemor por no haber visualizado el sobregiro de estos actores a partir de la confianza que él les había dispensado.

El fuerte operativo fue ordenado por el juez federal Pablo Montesi y coordinado por el fiscal Luis María Viaut arrojó 5 allanamientos y 4 detenidos en Devoto; en Morteros hubo 5 allanamientos y 3 detenidos; en San Francisco, 16 allanamientos y 2 detenidos, mientras que en Frontera se allanaron 2 domicilios pero no hubo detenciones.

En paralelo, hubo allanamientos en Villa María y Córdoba, en este caso, por orden del juez federal Ricardo Bustos Fierro. También en Rosario y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, además de las provincias de San Juan, Chaco y Formosa.

Nahum Mirad

Todos obedecen a una «investigación grande» por presuntos delitos tributarios en los que tiene intervención la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip). Se investiga una probable asociación ilícita, a través de delitos económicos como entrega de facturas apócrifas, venta de IVA, evasión y adulteración de registros contables, entre otros.

Todo este terremoto en el sector, fue asordinado justamente porque era un secreto a voces el deterioro de la salud de Cafiero y no eran pocos los que veían en esta situación otro motivo más de su agravamiento.

Sin embargo, el fallecimiento de Mario ahora permite introducir a los actores con más peso político en la discusión sobre la conducción del INAES puesto que el escándalo judicial que recién empieza a tomar temperatura pone un manto de duda a todos los actores que habían ingresado con Cafiero y la voluntad de éste de integrar a pesos pesados del sector a la gestión.

Del mismo modo la CTEP, que conduce el díscolo Juan Grabois y que se articula sobre la estrategia que llevan adelante Emilio Pérsico y el Chino Navarro desde el Evita, viene empujando programas que impliquen la transferencia de fuertes recursos hacia la economía social, desde el juego que les permite integrar los organigramas de dos ministerios claves para esta agenda – Habitat y Desarrollo-.

Pero la disputa por el control de esta agenda los hace chocar en dos planos, por un lado con la disputa por las arcas de gestión con los intendentes (sobre todo en el conurbano) y una discusión mucho más profunda y seria con La Cámpora sobre el sentido con el cual se construyen y se llevan adelante políticas públicas para estimular empleo e ingresos en el campo popular. Todo hace pensar que el control del INAES será el primer round de una pelea que recién empieza pero hasta tanto se logre coordinar la presidencia, lo más probable es que NAHUM MIRAD, maneje la transición.


Compartir este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *