ESCÁNDALO EN SALTA: PERIODISTAS QUE RECIBIERON LA SPUTNIK V DESTINADA A PERSONAL SANITARIO HOSTILIZAN A LOS MEDIOS EL PRIVILEGIO FUE RECONOCIDO POR UN CONDUCTOR DE PROGRAMA ALINEADO CON EL OFICIALISMO COMUNAL

Compartir este artículo

Tartagal está en plena crisis de valores institucionales, bajo el absurdo y la impunidad que conllevan al descaro absoluto. Después de las donaciones fraudulentas, se sumó una campaña de vacunación EXCLUYENTE destinada a personajes de los medios locales alineados con el oficialismo municipal.

Quizás lo que más cause aflicción, sea que ya no distinguen el bien del mal, lo legal de lo ilegal, una sociedad que en muy poco tiempo entró en una escalada de violencias institucionales sistemáticas, acaso promulgada por los medios que responden a la dirigencia del radical Mario Mimessi, a quien flaco favor le hacen con el proceder inmoral que avientan desde los micrófonos.

Con repercusión nacional, el descaro con el que se dispuso vacunar a «unos pocos privilegiados» lejos de contemplar un atisbo de arrepentimiento generó una respuesta a tono de patota mediática sobre otros trabajadores de prensa que habían investigado y dado a conocer la evidente irregularidad cometida por la disposición local de vacunar periodistas y conductores de programas, en vez de personal esencial tal lo dispuesto por el MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA DE LA NACIÓN, en la lucha contra el covid19 en Argentina para lo que se está realizando la adquisición de la vacuna rusa SPTUNIK V tan intensamente criticada sin fundamento científico alguno por los medios que responden políticamente al macrismo. https://www.ellitoral.com.ar/corrientes/2021-2-12-1-0-0-vacunaron-a-periodistas-una-diputada-y-dirigentes-de-salta

En este escenario ocurrido en el pueblo norteño, en medio de la pandemia que ha generado víctimas fatales en los distritos del interior profundo de Salta, quienes incurrieron en la vacunación apócrifa, reconocen el hecho públicamente y llegan incluso a acusar de delitos penales, a quienes se atreven a publicar lo sucedido, es decir, a sus propios vecinos y colegas.

Torres, señalado como uno de los que sin tener prioridad, «aprovechó» la vacuna, había hecho mala referencia de un trabajador de prensa que cubrió el escándalo de las donaciones manipuladas por la concejal PAOLA DÍAZ y su hermana, DEFENSORA OFICIAL, en perjuicio de las comunidades indígenas del Chaco Salteño;

En consonancia con este hecho deleznable, el ex prensa de campaña de Mario Mimessi, Ricardo Cuellar en lo que podría ser visto como «editorial», el conductor del programa, arremetió con palabras amenazantes, peyorativas y de evidente tinte político sobre Luis Mena, cronista del medio VIDEO TAR, sobre quien Torres no ha parado de proferir epítetos muy apartados de una práctica comunicacional o periodística de índole profesional.

Y como si esto no bastara, consideran que el hecho de haber aceptado una vacuna destinada por ley y resolución de nivel nacional al personal ESENCIAL, es culpa de otro y ese otro, convenientemente es un senador nacional del Frente de Todos, ex jefe comunal de Tartagal y referente del kirchnerismo en Salta, ahora foco de los furibundos insultos del macrismo tropical con Mimessi como conductor. LA CULPA ES DEL OTRO, un rasgo maníaco de los cambiemitas en todo el país.


Compartir este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *