EL GOBIERNO DE SALTA Y EL CONFLICTO CON LOS PUEBLOS ORIGINARIOS GESTIÓN PÚBLICA Y POLÍTICA INDÍGENA POR CARRILES SEPARADOS

Compartir este artículo

La soberbia de la clase conservadora norteña, provoca una grieta cultural importante que atenta contra el normal funcionamiento de los Derechos Humanos de los Pueblos Originarios, demostrando que el criollo que gobierna, no los considera ni siquiera ciudadanos salteños.

Una vez más el Gabinete que lidera Gustavo Sáenz, equivoca la estrategia más transparente y en lugar de ponerse a trabajar, acude a reuniones de mesa chica para las fotos mediáticas, sin dar las soluciones pertinentes a los problemas de índole humanitaria que aquejan con gravedad a las comunidades del Chaco salteño.

 

Saénz está mucho más preocupado por la débil imagen de su gestión que por las decisiones que logren cambiar el pobre rumbo al garete que va tomando la Gobernación, pese a la pandemia que si bien es un dato no menor, también es cierto que le permitió contar con recursos financieros más que suficientes para afrontar este contexto, del que aún no se tiene en claro el destino de los fondos que la Nación envió a Salta y hasta ahora sólo hace pensar que dichas remesas fueron «cordialidades» de Sergio Massa para su ex compañero de fórmula, ahora convertido en gobernante por la marca de JUNTOS POR EL CAMBIO- ese matrimonio con el macrismo está muy bien expuesto, toda vez que SÁENZ elude sus reales tareas públicas, como atender a los caciques que luego de haber recorrido 246km a pie, se encuentran con un desalojo de donde estaban pernoctando en su llegada a Salta y un poco serio ministro de Gobierno, Ricardo Villada que comentaba por lo bajo «no han caminado tanto».

EL PUEBLO ORGANIZADO Y SOLIDARIO

Después de eso, mientras los caciques y las comunidades marchantes se organizaron en debates y comisiones para construir un petitorio con alianzas hasta de alcance mundial, tal el caso de las veedurías de la ONU, y en la conformación de testigos de talla nacional, del ámbito académico y grupos de apoyo sindical; el Gobernador SÁENZ, sólo se le ocurrió ocupar a unos pocos ministros para enviarlos al Chaco Salteño a prometer, de nuevo, sin cumplir, en el eterno ritual de engaños que el criollo le hace a los indígenas.

Hay en este contexto de la MARCHA HISTÓRICA y de la UNIÓN AUTÓNOMA DE COMUNIDADES ORIGINARIAS DEL PILCOMAYO, una puesta en evidencia de las falencias que el GOBIERNO DE JUNTOS POR EL CAMBIO, comete en SALTA, eligiendo ser afín a los desmontes, al vaciamiento y depredación de los recursos, a la violencia institucional ante los Pueblos Originarios, la persecución a las organizaciones civiles y el «fichamiento» de inteligencia a quienes se ofrecen a ayudar a los vulnerados, entre muchas otras acciones de amedrentamiento cometidas por empleados y punteros políticos del denominado «saenzismo» que no es otra cosa que macrismo norteño.

Lamentablemente, no todos tienen la capacidad de dirigir comprendiendo el contexto que se les presenta, en el caso de GUSTAVO SÁENZ y su pobre gabinete, el mayor impedimento cultural que manifiestan está asociado a la «PICARDÍA CRIOLLA» esa calificación que abarca desde el ventajismo y hasta un alto nivel de cuestionables conductas con respecto al manejo de los recursos y bienes del Estado provincial.


Compartir este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *