EL DIÁLOGO INTERCULTURAL COMO HERRAMIENTA POLÍTICA EL PUEBLO DE LA NACIÓN DIAGUITA RECLAMA LAS MESAS DE DIÁLOGO ARMADAS POR EL GOBIERNO DE SALTA

Compartir este artículo

La Unión de los Pueblos de la Nación Diaguita Salta, institución legitima que nos damos como sujetos de derecho en la actual provincia Salta, para articular y promover un dialogo intercultural e interinstitucional con el Estado tanto Nacional, Provincial y municipal.

Manifestamos nuestra disconformidad a la “mesa de dialogo” llevada adelante por el gobierno provincial, encabezada por el ministro de gobierno, derechos humanos, trabajo y justicia, Ricardo Villada, donde participo solamente el gobierno y los supuestos titulares registrales, dicha “reunión” se llevó a cabo sin convocar a nuestras instituciones representativas como sujetos de derecho y como Pueblos Originarios preexistentes. Una vez más vemos el desconocimiento y la desprolijidad para llevar adelante una mesa de dialogo real con las partes involucradas

El Estado, que se estableció y se impuso a sangre y fuego sobre nuestros territorios, tiene el deber y la obligación de articular y dialogar con nosotros los Pueblos Originarios en los términos que lo establece el marco normativo nacional e internacional.

Desde siempre hemos comunicado al Estado y a sus gobiernos de turno nuestra institucionalidad cultural. En el marco de un estado de derecho es necesario avanzar en un entendimiento intercultural para el abordaje y la resolución de los conflictos ocasionados por la intromisión de tercerxs en nuestros territorios comunitarios, garantizando nuestros derechos preexistentes como pueblo Diaguita. Esperamos que el gobierno provincial pueda enmendar estos errores y poner en práctica el marco normativo correspondiente, generando un dialogo intercultural e interinstitucional genuino para coordinar los mecanismos necesarios en pos de abordar cada una de las situaciones territoriales de nuestros pueblos.

Durante siglos lxs invasorxs, usurpadorxs y apropiadorxs de nuestros territorios trataron de negar e invisibilizar nuestra existencia, replicando diferentes formas de persecución y racismo, luego fueron mejorando sus métodos de sometimiento y opresión, sin embargo la lucha y resistencia de nuestros mayores hizo que hoy continuemos vivos, manteniendo en pie el legado ancestral de reafirmación territorial y cultural como Pueblo Nación.

Desde el inicio de la colonización de América la iglesia fue parte del proceso de robo y saqueo de lo nuestro, proceso que continuo con la conformación de los Estados, para profundizar y obligar la conversión al catolicismo, de lo contrario la muerte, a nuestros médicos lo trataron de [email protected] para desprestigiar nuestra medicina ancestral. Hoy esos resabios racistas y xenófobos instalados en nuestros territorios abiertamente manifiestan que no somos lo que somos, estos agentes a sueldos de la iglesia salen en apoyo a supuestos “productores”, cuando de generación en generación nuestros mayores trabajaron y vivieron el territorio desde siempre, y nos transmitieron el conocimiento y las formas de producción de nuestros alimentos por lo tanto somos lxs verdaderxs agricultorxs en el territorio, no somos ocupas, tomadores, ni usurpadores de NUESTRO TERRITORIO, EL TERRITORIO ES NUESTRA CASA. Miles de años sustentan nuestras existencia y preexistencia territorial como Pueblo Nación Diaguita.

No es casual que utilicen los medios de comunicación dominantes para criminalizar nuestra lucha y resistencia, con intenciones de hacernos quedar ante la sociedad como los generadores de violencia, cuando a la verdadera violencia la instalaron en Amerika desde 1492 a la fecha.

Hoy nuestro Pueblo observa como pseudoperiodistas opinan sobre nuestra identidad, comparándonos con otros pueblos hermanos, para estos operadores mediáticos, los Pueblos Originarios tenemos que ser pobres, vivir del asistencialismo del Estado, obedecer a las imposiciones eclesiásticas, ser ignorantes y no reclamar lo nuestro, pues de esa manera es más fácil someternos para continuar tratándonos de seres inferiores, replicando el lenguaje racista de “indios” y “salvajes” para apropiarse y quedarse con lo nuestro. Si nuestrxs hermanos y hermanas intentan acceder a una formación académica ya no somos lo que somos, son negadores seriales al servicio de la oligarquía terrateniente de turno, son cipayos a sueldo, y pretenden construir un relato colonizador para continuar negando nuestra identidad como Pueblo Nación Diaguita.

Son tiempos donde nuestra madre tierra nos da la fortaleza e identidad, nos encamina hacia los cuatros rumbos, para continuar marcando el camino de deconstrucción ideológica que nos han impuesto a partir de la colonización y la usurpación de nuestros territorios.

El mayor desafío es vivir en paz y tranquilidad en una sociedad plural, que acepte en la práctica la interculturalidad, respetando nuestra cosmovisión como Pueblo Nación Diaguita.

POR UN ESTADO PLURINACIONAL !!!!

SOMOS EL GRITO ANCESTRAL DE LIBERTAD !!!!

TITULARIZACIÓN DE NUESTROS TERRITORIOS COMUNITARIOS !!!!


Compartir este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *