Corriente Nacional Por la Producción y el Trabajo apoya la suspensión de las exportaciones de maíz REPUDIO AL LOCKOUT

Compartir este artículo

En un escenario internacional de fuerte aumentos en las cotizaciones de las materias primas, en especial de cereales y oleaginosas principales productos de las ventas argentinas al exterior, el Gobierno nacional ha decidido suspender hasta el 1 de Marzo del 2021 las exportaciones de maíz.

De esta manera se asegurará la provisión de este grano, principal insumo para las producciones de cerdos, aves, vacunos, huevos y leche, alimentos fundamentales en las mesas de todos los argentinos. Esta medida también permitirá frenar la escalada en el precio de estos productos.
El estado tiene el deber de intervenir para asegurar el abastecimiento de alimentos.
Parece mentira que en un escenario de pandemia nunca vivido y con la mayoría de los argentinos haciendo ingentes sacrificios para poder continuar con sus vidas, un reducido grupo de dirigentes,
ideologizados por la peor derecha, estén proponiendo un paro y cortes de rutas, con el único propósito de desprestigiar al gobierno nacional.
Es necesario informar a la ciudadanía que ya se han realizado más del 90 % de las exportaciones de maíz programadas y que esta suspensión es temporaria y será levantada el primero de marzo próximo con la llegada de la nueva cosecha.

El objetivo del gobierno tiene toda la lógica necesaria ya que se privilegia poder seguir abasteciendo las producciones de alimentos antes detalladas hasta empalmar con la nueva cosecha.

Esto de ninguna manera trae perjuicios a los productores ni a ningún eslabón de la cadena, ya que son  medidas que toman todos los gobiernos del mundo ante este tipo de contingencias.
Solo un sistema de medios de comunicación al servicio de los sectores monopólicos puede dar credibilidad a este conflicto. La oposición política quiere privilegiar las ventas externas dejando desabastecida la producción nacional, para que aumenten aún más los precios de los alimentos y
debilitar al gobierno en medio de la pandemia. Son los mismos sectores que gobernaron con Macri y llevaron el país a la bancarrota y al endeudamiento externo.

”No pudo ser con Vicentin quizás lo pueda ser ahora” Esta frase que acuño el comunicado de los pequeños productores de la agricultura familiar (FONAF), contiene el principio de solución para muchos de los problemas que sufre nuestra economía. Por las extraordinarias características productivas de nuestro país, el problema de la producción agropecuaria excede largamente lo que sería un conflicto sectorial.

Estamos acostumbrados a escuchar la paradoja de que producimos alimentos para más de 400 millones de personas y sin embargo, hay millones de compatriotas con serias dificultades para llevar el pan a la mesa todos los días. Como puede ser posible esto?

A partir del golpe de estado de 1976 y con la instalación del modelo neoliberal, el estado fue siendo despojado de todos los instrumentos de control sobre la producción, el comercio y la distribución de los alimentos. Los sectores del privilegio terminaron con la Junta Nacional de Granos, los ferrocarriles y la flota fluvial del estado. Fueron muchos años de destrucción de la actividad pública que no alcanzaron a reconstruirse durante los gobiernos populares del Néstor y Cristina Kirchner.
Y así llegamos a la actual situación, donde el gobierno nacional carece de instrumentos para intervenir virtuosamente en una de las principales ramas de la economía argentina como es la de producción de agroalimentos.
El estado nacional debe recuperar un rol protagónico y no solo regulador, en este sector.
Nada hay más importante para una nación que garantizar la alimentación sana, de calidad y en cantidad para todos sus habitantes.
Este conflicto acerca de la exportación de maíz vuelve a mostrar que es ineludible tomar ya una decisión para dotar al estado nacional de un instrumento de participación y control, como es el caso de la empresa YPF en el sector energético o Aerolíneas Argentinas en la aeronavegación.
Estamos seguros que nuestro presidente contara para esta tarea con el apoyo de la mayor parte de las fuerzas políticas y sociales y en especial de los trabajadores. La CNPT compromete todo su esfuerzo en el logro de estos patrióticos objetivos.


Compartir este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *