BOLIVIA: LA DERECHA SE RINDE ANTE EVO MORALES

Compartir este artículo

«Está en juego la democracia. Si no nos unimos, el triunfo de Evo Morales» es un hecho, señaló la autoproclamada mandataria al comunicar que no va a competir en los comicios del 18 de octubre. Las últimas encuestas indican que el Movimiento la Socialismo (MAS) retornaría al poder.

La presidenta golpista de Bolivia, Jeanine Áñez, se bajó de su candidatura de cara a las elecciones que se concretarán el 18 de octubre. Confesó que se retira, » para cuidar la democracia. No es un sacrificio, es un honor», expresó en un mensaje en el que combinó palabras con enfáticos movimientos de las manos.

«Si no nos unimos vuelve (Evo) Morales, vuelve la dictadura» sentenció la Dictadora»

Pero más allá de la retórica, es posible que Áñez haya decidido no competir porque los números no le dan o porque e negaron recursos económicos de campaña del exterior, Los adversarios de Morales saben que si no se aglutinan, el Movimiento al Socialismo podría retomar fuerzas.

La actual presidenta golpista lleva menos de un año en el poder. En ocasión de su ascenso, enarboló una biblia y se refirió varias veces a Morales como «un dictador».

Después de una etapa de protestas, estalló la pandemia y el clima político siguió siendo sumamente inestable. Áñez, que arrancó en el podio de políticos con imagen siempre negativa, se fue debilitando peor, y ahora sabe que, si no se abre, podría restarle votos a otro candidato de la derecha. Por eso fue insistente al llamar a la «unidad de quienes defienden la democracia golpista».

Según informó la BBC, las últimas encuestas sitúan como favorito «por amplia ventaja» al economista Luis Arce Catacora, exministro de Evo, y ubican en segundo lugar al expresidente Carlos Mesa. Incluso se dice que Catacora podría vencer en primera vuelta.

Es que los adversarios de Morales son muchos y tienen grandes problemas para unirse. Los separan intereses regionales, sectoriales, ideológicos y en especial étnicos

Áñez es consciente de ese panorama. Y acaso vislumbra también que, de sufrir una derrota su espacio político, podría enfrentar juicios por su desempeño como presidenta golpista.

«Le pido a quien sea el candidato democrático para enfrentar el MAS que conserve la pacificación y la estabilidad económica y el coraje que hemos tenido para luchar por el gobierno y derrocarlo dejo entrever, antes de cerrar con un «Dios los bendiga»

Veedores de la OEA llegaron a Bolivia

La Misión Electoral de la Unión Europea (UE) ingresó a Bolivia con la finalidad de observar el proceso de elecciones generales del 18 de octubre. La primera actividad de la agenda fue un encuentro, el miércoles 16, con la canciller de facto, Karen Longaric, en que surgió la promesa de que los observadores entreguen un informe postelectoral que analice los comicios.

El expresidente Evo Morales, quien sufrió una desventurada salida del poder tras el informe emitido por la Organización de Estados Americanos (OEA) en las anuladas elecciones de octubre de 2019, se pronunció vía twitter: “Mientras más observadores honestos hayan en las elecciones será mejor para la democracia. Tenemos plena confianza en la ONU y en la Unión Europea; no caeremos en las provocaciones de Almagro, secretario general de la OEA”.

La misión enviada por la OEA es la misma que redactó el informe fallido contra Morales, encabezada por Manuel González Sáenz, excanciller de Costa Rica, junto a unos 30 personeros de la institución que arribarán próximamente a Bolivia.

En otra línea de información, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) anunció la depuración del padrón biométrico, con actualización de datos, sanciones de inhabilitación para abstencionistas del Referéndum del 2016 y las Elecciones Judiciales de 2017, con lo cual la cifra de votantes habilitados es de siete millones 031 mil 294 en el territorio nacional y 301 mil 631 en el extranjero, para un total general de siete millones 332 mil 925. El TSE explicó que el saneamiento garantiza la participación además de nuevos ingresos para jóvenes de 18 años con una cifra nacional de 239 mil 058 y para el exterior 11 mil 747. La cifra de depuración de votantes excluidos en Bolivia es de 73 mil 238 y en el exterior 349 personas; inhabilitados en Bolivia 136 mil 532, en el exterior 50 mil 634, según datos publicados por Fuentedirecta.


Compartir este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *