ALBERTO FERNÁNDEZ: ARGENTINA ES INDIGENA La política indígena será el camino a seguir

Compartir este artículo

El Presidente Alberto Fernández reconoció el origen de la identidad en un territorio y dejo muy claro que en nuestro país la representación es un tema a resolver, de esta manera se refirió al 12 de octubre en las consideraciones del Día por el Respeto a la Diversidad Cultural.

En el proceso de significación y representaciones sociales, sobre todo en la sociedad occidental, se incurre con frecuencia, a cometer el error desde la hegemonía cultural, querer definir a los Pueblos Indígenas, sin comprender aún, el factor de pre existencia que les distingue como los nativos y originarios habitantes de la Tierra.

Tal el caso del continente americano, con sus pueblos y naciones de origen, que conservan desde una estructura social, hasta un sistema de creencias, idiomas y otras características identitarias que le son particulares como grupos humanos.

Se hace interesante, el reconocimiento de las Organizaciones Unidas sobre la aflictiva situación que padecen los Pueblos Originarios, pues con total desparpajo, aún se admite que » suelen tener mucho en común con otros sectores excluidos de la sociedad, por ejemplo, la falta de representación y participación en la política, la marginación económica y la pobreza, la falta de acceso a los servicios sociales y la discriminación.

Pese a sus diferencias culturales, los diversos pueblos indígenas comparten problemas comunes también en relación con la protección de sus derechos. Su lucha va dirigida al reconocimiento de sus identidades, sus modos de vida y su derecho a las tierras, territorios y recursos naturales tradicionales»

Desde las luchas reales por los derechos humanos se puede comprender la construcción de una política indígena orientada a la recuperación territorial, de los recursos, la biodiversidad, el respeto a la persona humana y la vida digna -en su pleno derecho- la soberanía alimentaria, la de las comunicaciones en sus propios idiomas y por tanto el acceso a la educación desde su propia perspectiva, por indicar sólo algunos de los aspectos básicos en los que aún el igualitarismo es una cuenta pendiente con los originarios.

Ni el sistema de Justicia, salud, seguridad, educación, ni menos aún el económico son asequibles y por tanto, para revertir esto es que el surgimiento de una política desde lo indígena es el modo de revertir la enorme inequidad a la que están todavía condenados los Pueblos Originarios.

La marginalidad, la periferia que impone en la actualidad, tiene un tinte adrede toda vez que se impide a un grupo social, avanzar sobre la construcción del sujeto comunitario, político e ideológico que le permitiría a los originarios, lograr sus propias dirigencias dentro del juego político, electoral que siempre se ha tejido de espaldas a ellos y que no ha buscado más que tratarlos con la indiferencia que luego los convierte en expulsados.

En Argentina todavía sobreviven organizaciónes originarias que desconocen estos avances en la materia de política indígena y no están a la altura de los planteos que corresponde, cercenando derechos y retrasando unidad por ignorancia o tozudez.

«La lucha marcha por un camino de políticas Indigenas que determinen soluciones, un estado y su sistema de gobierno no es responsable absoluto de la falta de reconocimientos de los derechos innatos, los propios líderes políticos de origen genuino somos los que debemos terminar con estas diferencias desde el conocimiento. Daniel Segovia CNPI.

En esta jornada, las reflexiones proliferan y no está mal tal acción en el sentido pluralista de la diversidad, pero el gran ausente sigue siendo la voz de los Pueblos originarios y su visión sobre la realidad que no se les permite definir.

En Memoria de niños #Wichi fallecidos por la desnutrición…#Noolvidar

Posted by Daniel Pereira on Thursday, April 9, 2020


Compartir este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *